Las , esas grandes olvidadas. Y es que, rara vez nos acordamos de ellas si no es para depilarlas, para quitarlas del medio, vaya. Pues ya va siendo hora de mantenerlas con un arco perfecto, y si no, que se lo pregunten a Galiano. No hay más que ver las cejas que se gasta esta modelo, para hacernos una idea de las tendencias que propone para este otoño. Las cejas son protagonistas del maquillaje en mayor o menor medida…

Años depilándonos las cejas y perfilándolas (con el daño que hace), para que ahora Dior diga que lo “chic” este otoño es ir a lo Frida Khalo por la vida. Pues que quieres que te diga, la modelo está monísima (como no), pero lo que es yo, no me acabo de ver. Ya se sabe, para gustos…

Para no estropear la línea de tus cejas y aumentar la expresión del ojo lo más importante es no torcerse y seguir una regla de diseño para conseguir la forma adecuada a cada tipo de cara. La famosa regla del lápiz sigue vigente, si quieres llevar el arco más retrasado sólo tienes que cambiar el lápiz de posición. Y por favor, simetrías y un poquito de perspectivas porque de vez en cuando veo por ahí cejas excesivamente depiladas que quedan francamente…?/”".

Cuida la forma de tus cejas con este sencillo truco en tres pasos.

1- Pon un lápiz junto a la nariz que hará de guía. Colócalo desde la parte inferior de la nariz hasta la parte exterior del ojo (línea 1). El punto donde el lápiz pase por la ceja, marca la longitud ideal de esta. Todo lo que sobresalga, se depila, perfilando con cuidado el final en punta. Si las cejas son más cortas, se pueden alargar usando un lápiz de cejas del mismo color que el vello. Sisley comercializa su lápiz de cejas “Phyto-sourcils perfect” para rubias, morenas y castañas. Tiene un cepillito en la punta y un sacapuntas incluido. Cuesta unos 25€

2- Mirando hacia el frente, apunta el lápiz de manera que pase por el centro del ojo, la pupila. El punto donde el lápiz intercepta la ceja, debería de ser el punto más alto del arco de la ceja. Puedes marcarlo con un lápiz para tener la referencia.

3- Por último, apunta el lápiz la parte interior del ojo (lagrimal). El lugar donde el lápiz cruza con la ceja, marca el nacimiento de esta (línea 3). Los vellos que sobresalgan hacia el entrecejo, se depilan.

Lo malo de todo esto, es tener que enfrentarse con las pinzas: ese instrumento de tortura femenina, sólo comparable con la cera caliente. Pues existe una alternativa, y no es la cuchilla (¡eso nunca!).

Para las más sensibles (dermatológicamente hablando) existe una técnica importada de oriente (concretamente de la india) que consigue unas cejas perfectas con sólo un hilo de algodón. Con Hilo Depilo es la empresa que la ha introducido en España y dicen que es más precisa, menos dolorosa y no causa irritación en la piel. Parece que todo son ventajas. Lo malo es que esta empresa, que sepamos, está sólo en Madrid,  así que todas las que viváis lejos de la capital tendréis que seguir lidiando con las pinzas o aprovechar una escapada para visitarles. En cuanto a la efectividad de esta técnica, juzgad con vuestros propios ojos…

Imagen de previsualización de YouTube

Una vez depiladas y libres de los pelos sobrantes, ha llegado el momento de definir y maquillar las cejas. Para fijarlas, podemos usar todo tipo de “apaños caseros”, desde fijador para cabello (gomina), hasta vaselina. Las máscaras de pestañas transparentes, también van muy bien para estos menesteres.

Sin embargo, si queremos algo más profesional, Mac Cosmetics, tiene una gama de productos específicos para cejas: Polvos compactos para sombrear cejas (Brow Shader), lápices (Eye Brows)… Y para fijar, una barrita de cera en lápiz (muy cómoda, por cierto), o un gel con cepillo (tipo máscara de pestañas). Givenchy también tiene un lápiz de cera fijador (Mister Eyebrow) y otra alternativa en gel tipo máscara, la encontramos en Giorgio Armani (Eyebrow Gel).

Después de todo esto, no diréis que las cejas sólo sirven para tener que depilarlas. Al fin y al cabo, las cejas son como el marco de un cuadro. El centro de atención deben ser siempre los ojos; pero te puedo asegurar que unas cejas bien depiladas y maquilladas correctamente pueden convertirse en un auténtico lifting para tu mirada. 

Comparte BellezaPura