Siempre tengo los labios deshidratados y los herpes y grietas suelen ser una constante en mí, sobre todo en estos días de frío. Por eso, trato de cuidarlos todo el año y usar cacao a todas horas. El problema siempre ha estado ahí y creo que me puedo considerar una experta en la materia.

Algunos de mis trucos son:

1. Por las noches: utilizo la vaselina de toda la vida antes de acostarme. Siempre me aplico un buen pegote después de lavarme los dientes. Al igual que utilizas el contorno de ojos, los labios deben tratarse para evitar el envejecimiento y que no parezcan rotos. Sobre todo ahora que la tendencia es llevarlos muy marcados en rojo. Hay que ser previsora.

2. De día: aunque llueva siempre me aplico protección solar. No es necesario que sea un producto específico, podéis utilizar cualquier crema facial con protección 15. La razón es que esta parte del cuerpo posee pocas glándulas sebáceas y no produce melanina, por lo que el cuidado y la protección debe ser imprescindible en cualquier estación.

3. En ocasiones especiales: cuando voy a pasar unos días en la montaña o en la playa me realizo un ritual casero muy efectivo. En primer lugar utilizo una naranja partida por la mitad y me la extiendo por toda la zona, incluyendo también el contorno. De esta forma incentivo la vitamina C, que es un excelente protector contra las agresiones externas. A continuación con un bastoncillo extiendo una cantidad generosa de aceite de oliva, cuyas propiedades calmantes e hidratantes mejoran la deshidratación.

4. Cuando ya están dañados: lo mejor es aplicarse aloe vera. Si tienes en casa una planta, escoge una rama y pártela por la mitad. Las propiedades calmantes del líquido que expulsa son tan efectivas que en seguida se ven los resultados.

5. Para los herpes: un remedio de mi abuela ha conseguido que muchas veces no terminen por salir. Cuando tengas sensación de dolor y abultamiento y todavía no haya terminado de salir, un pegote de mantequilla puede evitar que salga. Os prometo que es 100% efectivo.

CUÉNTAME,  si tú también tienes algún truquillo para cuidar esta zona 

Comparte BellezaPura