Hay veces en que nuestra piel necesita consejo del dermatólogo. Hemos hablado con Jorge Soto Delás, profesor de la Universidad de Dermatología del País Vasco sobre si hay alguna solución natural capaz de vencer los rasposos casos de irritación, ardor y picor con eczema que alteran las pieles sensibles. Ay, me pica sólo de pensarlo.

Jorge Soto, dermatológo y vocal de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología) nos habla de las últimas soluciones para eliminar este problema. “Uno de los tratamientos clásicos de la atópica, una forma de eczema que afecta especialmente a los niños, son dos moléculas, el Pimecrolimus y el Tacrolimus que actúan para frenar la reacción alérgica del sistema inmune de estos niños y que son dos moléculas con acción inmunosupresora identificados en Japón a partir de cultivos de dos hongos, por tanto son productos que se identificaron en el mundo vegetal, se comprobó su efecto curativo cuando se aplicaban sobre la piel de los niños con esta enfermedad, y se sintetizaron químicamente en le laboratorio. Es un buen modelo de lo que ocurre tanto en la industria farmacéutica como cosmética.

Cuando algo natural “funciona”, se identifica el componente químico preciso que actúa, y para facilitar su producción estandarizarla y abaratar costes se sintetiza con posterioridad en el laboratorio. Podríamos estar aplicando cremas con el hongo Streptomyces Tsubakensis, pero parece mejor aplicar la crema con el Tacrolimus, el principio activo “que funciona”.

Comparte BellezaPura