Este nuevo sistema se basa en la aplicación cosmética de la llamada ”. Un procedimiento científico basado en la recuperación y manipulación de los tejidos actuando directamente sobre moléculas y átomos.

Como explica Wikipedia, es una ciencia destinada a fabricar tecnologías en miniatura que se encuentra en fase de desarrollo.

No es de extrañar que las modas científicas sean llevadas a los productos de belleza. Está ocurriendo con la proliferación de productos activadores de las células madres, por ejemplo, o con las cremas efecto lifting.

Por otra parte, está demostrado que el es susceptible de ser cuidado con excelentes resultados. Por ello, la cosmética capilar está en continuo desarrollo.

Hace años, era casi impensable poder cambiar un cabello rizado, por ejemplo. Y ahora existen una gran variedad de alisados químicos muy eficaces.

Nanotecnología capilar

Las llamadas nanomoléculas cosméticas se refieren a una serie de polímeros que se introducen fácilmente en la textura gracias a su tamaño minúsculo. Es una excelente fórmula para sanear la textura.

Revlon ya utilizó este sistema, revolucionando el mundo de los tintes gracias a la fórmula Revlonissimo NMT.

Nanomax se basa en dicha reconstrucción microscópica aportando los componentes necesarios para reforzar la estructura y mejorar el aspecto del cabello.

Trabaja introduciendo una fina niebla de mini moléculas que se distribuyen gracias a un cepillo nanoaspersor. El resultado es un cabello reconstruido y con un brillo espectacular.

¿Pagarías por realizarte un tratamiento en profundidad de este tipo o eres de la que sólo acude a la peluquería a teñirse?

Comparte BellezaPura