“El virus del papiloma humano es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en la mujer, siendo el pico de prevalencia máxima en mujeres de 25 y 29 años” explicó el doctor Santiago Palacios durante el VIII Encuentro de Salud y Medicina de la Mujer, celebrado en Madrid por el Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Como conclusión se presentó el Decálogo del Virus del Papiloma Humano que recoge los principales factores a tener en cuenta en su prevención y tratamiento. 

Por ejemplo: las mujeres con antecedentes de verrugas genitales presentan un aumento del riesgo de lesiones y tumor de cuello uterino que muy probablemente se explica por un mayor riesgo de infectarse por otros tipos de virus del causantes de cáncer.

En la actualidad, la vacuna contra el cáncer de cuello de útero está financiada por el sistema público de salud para niñas de entre 11 y 14 años de edad en las comunidades de País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla La Mancha, Canarias, Ceuta y Melilla. En Madrid y Cantabria están también a punto de empezar a vacunar.

¿Qué opinas sobre este tipo de vacuna?

Según asegura el doctor Palacios, “no está demostrado que el virus del papiloma humano de tipo 6 y 11, que causa el 90% de los episodios de verrugas genitales, cause cáncer de cuello uterino. No obstante, las mujeres con antecedentes de verrugas genitales presentan un aumento del riesgo de infectarse por otros tipos de virus del papiloma humano causantes de cáncer”.

“Debido a que la infección persistente del virus del papiloma humano es el primer requisito para el desarrollo del cáncer cervical, segundo tumor maligno más frecuente en la mujer, es fundamental la detección y seguimiento precoces de este tipo de infecciones en las que su tratamiento temprano es muy importante. Para ello, la mujer debe realizarse revisiones ginecológicas al menos una vez al año, puesto que el método de detección más frecuente es la citología cérvico-vaginal rutinaria, en la que se observan coilocitos o células con halo blanco alrededor del núcleo. Por tanto, es necesario concienciar, tanto a los profesionales sanitarios como a la propia mujer, sobre la importancia de la prevención primaria y secundaria de esta patología”.

En cuanto a las mujeres hasta los 26 años, Santiago Palacios argumenta que “aproximadamente 8 de cada 10 mujeres españolas de esta edad mantienen relaciones sexuales habituales, por lo que la posibilidad de que una mujer esté infectada por el virus del VPH o pueda contagiarse es alta. Por ello, también hasta los 26 años de edad se debería recomendar de forma proactiva la vacunación. No obstante”, añade este experto, “incluso habiendo sido vacunadas, se debe practicar el cribado secundario de cáncer de cuello de útero con un test del virus del papiloma humano”.

El cáncer de cuello de útero es la causa más común de muerte por cáncer entre mujeres jóvenes en Europa, entre 15 y 44 años, sólo por debajo del cáncer de mama. Al año se diagnostican 33.500 casos de cáncer de cuello de útero en Europa y se estima que 15.000 mujeres mueren por esta enfermedad anualmente.

En España se diagnostican alrededor de 2.100 casos de cáncer de cuello de útero y se estima que 739 mujeres fallecen al año por esta causa. Las ayudas solidarias son muchas para conseguir concienciarnos a todas de las revisiones ginecológicas como primera medida para obtener un diagnóstico rápido y un eficaz tratamiento.

El Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer prepara ahora con el doctor Santiago Palacios como presidente el próximo 12th Congreso Mundial de Menopausia que tendrá lugar en Madrid del 19 al 23 de mayo.
 

Comparte BellezaPura