little-girl-with-lipstik

Sinceramente, me he quedado muerta. Según un estudio realizado por el grupo de investigación de mercados NPD, ha aumentado el consumo de productos cosméticos y maquillaje entre las niñas de 8 a 12 años. Mientras, el gasto en adolescentes y mujeres jóvenes ha disminuido, ¿cómo te quedas?

Pero no te pienses que son cosas de niñas y que se dan un poco de gloss en los labios y ya está, NO, entre este grupo de niñas de 8 a 12 años, conocido como las ‘tweens’ aumenta sobre todo el uso de rimmel, eyeliner y pintalabios en comparación con datos de 2007. Es más, el uso de rimmel se ha duplicado en los dos últimos años.

makeup-little-girls

Dice el estudio que se fijan en sus madres y hermanas para ver qué utilizan con el fin de decidir qué comprar. ¿Cómo que decidir qué comprar?, ¿desde cuándo una niña de 8, 9 o 10 años va sola a comprar, sea maquillaje o un pantalón? A lo mejor, lo que no dice este estudio es que son sus padres los que lo compran, con lo cual, creo que estamos ante algo más profundo, y que si os soy sincera, me da un poco de miedo.

Maquillaje, bolso, tacones, camisetas cortas y ajustadas, minifaldas... Las niñas de 8 años ya no quieren lacitos ni vestiditos de nido de abeja. Se está generalizando una clara tendencia a acortar la infancia. Psicólogos y pedagogos están de acuerdo en señalar a la publicidad y a la televisión como culpables. Y la verdad es que no van desencaminados, he puesto los canales infantiles y todavía tengo más miedo: presentadoras de programas dirigidos a con ropa obviamente sexy, maquilladas, dibujos animados con niñas que parecen madres.. Y un mercado saturado de cosméticos para niñas. Pero, ¿los padres no tienen ningún tipo de responsabilidad en todo esto?

little-girl-in-make-up

Pero es que además, el uso de cosméticos de forma regular en edades tan tempranas puede causar problemas en su piel, ya que en esta etapa es muy delicada y las sustancias químicas de los cosméticos pueden ser perjudiciales.

Las niñas juegan con muñecas como las Bratz, muñecas maquilladas como puertas y con ropa sexy aunque se supone que representan a niñas de 6 o 7 años y quieren ser mayores cada vez más rápido. Pero para eso están los padres, para poner límites y para no dejar que a sus hijos que se les escape la infancia.

Frente a esto, las adolescentes y las mujeres jóvenes parece que apuestan cada vez más por lo natural y han disminuido su gasto en maquillaje y productos cosméticos. Los únicos productos de belleza cuya demanda no ha disminuido es la base de maquillaje, los tratamientos anti-acné y el brillo de labios. El mundo al revés, ¿qué está pasando?, ¿qué estamos haciendo con las generaciones futuras?

Comparte BellezaPura