portada-libro

Uno de los temas más tratados en la consulta de la psicoanalista Victoria Cadarso es el desamor, por eso decidió escribir ‘Botiquín para un corazón roto’. Un pensado para todas aquellas personas que tiene un dolor emocional porque han perdido a la pareja, sea por el motivo que sea. Cuando se nos rompe el corazón, el proceso de recuperación puede resultarnos realmente difícil y no siempre podemos hacerlo solos.

Victoria Cadarso, nos guía por el camino que debemos seguir para ponernos en marcha lo antes posible y no caer en el victimismo. Nos enseña a reconocer los síntomas, nos explica qué hace que nos duela el corazón. Y nos descubre que en el fondo de ese dolor hay un mensaje positivo: las crisis son oportunidades para cambiar y para crecer.

Además, nos enseña cómo elaborar un plan de 21 días que recomponga nuestro corazón roto, ¿quieres saber cómo?

21 ‘tiritas’ para un corazón roto, un plan que nos muestra como positivar nuestra situación y cómo podemos salir fortalecidos de esta etapa complicada. No se trata de una receta milagrosa, porque la ruptura es siempre un proceso doloroso; se trata de ayudar a curar esas heridas convirtiendo este mal momento en una oportunidad para conocernos mejor y aprender de las relaciones.

Cuando se produce una ruptura, se pasa por varios estados: shock, rabia, pena y búsqueda. El objetivo es adaptarnos lo más pronto posible a los cambios que se producen tras una separación, no sólo de pareja.

broken-heart

Muchas rupturas se producen porque nuestras creencias sobre el amor son erróneas, por ejemplo, ¿sabías que el plazo máximo de enamoramiento son 30 meses? Pues sí, así lo demuestran estudios realizados, el estado de atontamiento propio del enamoramiento no puede durar más de 30 meses porque moriríamos de agotamiento. Luego se pasan a otros estados, pero las mariposas en el estómago se pasan y eso no significa que dejemos de querer. Si esto fuera mundialmente conocido, se habrían evitado muchas rupturas, ¿no crees?

Tanto en el amor, como en el desamor las hormonas son las grandes protagonistas y en cada fase de la relación intervienen unas: primero las feromonas, después hacen su aparición los estrógenos y la testosterona, que aumentan el deseo sexual. La dopamina, finalmente, es la verdadera hormona del amor, porque nos ayuda a sentirnos felices y la oxitocina sirve para estabilizar la relación. El desenamoramiento llega con la caída de la xerotonina.

Pero el desamor no sólo afecta a nuestros sentimientos, nuestro cuerpo también sufre, por eso, en ‘Botiquín para un corazón roto’, también apuestan por lo natural y nos ofrecen remedios homeopáticos y otros remedios naturales para manejar los estados emocionales derivados del desamor.

¿Has sufrido mucho por amor?

Precio: 20 euros.

Comparte BellezaPura