cortar-piña

Se acercan peligrosamente las Navidades y los excesos en más de una comida. No hay que obsesionarse, es algo que no se puede evitar e incluso debes dejarte arrastrar, una vez al año no hace daño. Después, siempre puedes hacer un día de cura para desintoxicarte de esos atracones navideños que te dejan con una sensación de pesadez insoportable. La es un aliado perfecto para depurar tu cuerpo.

Esta fruta tropical contiene fibra, potasio, magnesio, yodo, Vitamina C, ácido fólico, además tiene muy pocas calorías (100 gr. contienen sólo 55 calorías). Es un alimento saciante por su alto contenido en agua, previene el estreñimiento, normaliza la flora intestinal, ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos, ayuda a controlar la tensión arterial y es un alimento diurético. ¿Te apuntas a depurar tu cuerpo con piña?

piña-rodajas

Durante un día, haz una cura de desintoxicación a base de piña. Para desayunar toma una o dos rodajas de piña, un café con leche desnatada o té, y puedes añadir un biscote integral con pavo sin sal o queso de Burgos. En la comida, de primer plato tres o cuatro rodajas de piña (si quieres puedes ponerla un poco a la plancha con una gotita de aceite, para darle un toque diferente) y de segundo, puedes hacerte uno o dos filetes de pollo o un pescado a la plancha y de postre un yogurt desnatado. Para cenar, repite la piña de primero y de segundo puedes tomar, por ejemplo, una tortilla francesa.

Pero no necesariamente tiene que ser piña fresca, mucha gente piensa que la de bote es en almíbar, pero no, mayoritariamente es piña en su jugo, absolutamente natural y, aunque no tiene las propiedades tan puras como la natural, puedes tenerla a mano durante todo el año.

piña-en-lata

Si no tomas mucha piña, es una fruta por descubrir, sus beneficios son numerosos.  Contiene una enzima llamada bromelina que actúa como sustitutivo de los jugos gástricos, mejora las digestiones y destruye la cubierta de quitina que protege a los parásitos intestinales, que son expulsados del organismo. Su efecto tanto depurativo, como diurético, es beneficioso para la eliminación de toxinas por medio de la orina, por eso es muy recomendable para quienes tienen problemas de riñón (como piedras), vejiga o próstata.

Pero hay más, su acción antioxidante actúa en contra de los radicales libres, por lo que combate las enfermedades crónicas y mejora la longevidad en sus consumidores. Y es un aliado muy eficaz para combatir el peso excesivo asociado a la retención de agua, ya que al fragmentar las proteínas y separar el tejido celulítico favorece la eliminación de líquidos.

¿Cuál es tu truco para depurar después de Navidades?

Comparte BellezaPura