"Scout", de Richard Philips.

"Scout", de Richard Philips.

La información nos hará libres, poderosas, y sanas.

¿Cuánto sabes sobre los rayos UV? De acuerdo, quizá no tanto como para dar una charla magistral sobre la materia, pero ¿a que eres perfectamente consciente de su nocividad y te proteges más cada año?

Resumiendo y sin complicaciones, sabemos que hay una manera sencilla de contraer cáncer de piel, y ésa es exponernos como lagartas al sol, sin límite horario y sin respetar el sagrado protocolo de las cremas con SPF.

Como no somos unas kamikazes, lo seguimos a rajatabla. Pero, ¿cuidas también tu vista? ¿Proteges tus ojos de las radiaciones del sol?

A pesar de acumular, a buen seguro, años de sabiduría y de cuidados ante el astro rey, seguramente no sepas que la piel de los párpados es la más delicada de todo el organismo,  de manera que unas buenas no sólo deben proteger tus ojos sino también la piel que los cobija.

A mí me chiflan las gafas de sol, lo reconozco sin ambages. Tengo unos 20 pares, bien expuestos en una repisa de mi casa ante un espejo, cómodos y felices mientras esperan turno.

Me gustan muchísimo como accesorio, son capaces de darles otra vuelta de tuerca al look más soso (me río yo de los tacones. ¡La gafa es la que remata la imagen!), difuminan mis ojeras de perro pachón, escondiéndome caritativamente cuando no me apetece maquillarme y ‘además’… protegen mi vista de los rayos del sol. Qué más se le puede pedir a un complemento.

Como amante leal de la gafa, he asistido con placer esta mañana a la presentación de la nueva campaña de .


Esta marca de origen americano (concretamente, made in Florida), está de doble enhorabuena. No sólo celebran este año su vigésimo aniversario sino que inauguran colaboración con ‘nuestra’ Nieves Álvarez, que será su imagen durante doce meses.

Los responsables de la marca han elegido a esta modelo por su imagen de modernidad, elegancia y estilo, las ideas que quieren transmitir.

Si no te suena mucho esta firma, te cuento que su piedra angular reside en sus especialísimas lentes, capaces de “transicionar”, como su nombre indica, de una lente transparente a una opaca según la cantidad de luz que reciban. Parece magia, pero se trata de la más avanzada tecnología puesta al servicio de la calidad de tu vista, y ‘además’ de la moda. En Transitions no olvidan que la gafa es un complemento sin el que much@s no sabemos vivir, de manera que las monturas se adaptan a las tendencias y los degradados de la lente se realizan en dos tonos, uno más claro, para días en los que naturalmente hay poca luz (o la temporada de otoño-invierno) y otro completamente opaco.

23

Es como tener dos gafas en una, la graduada “normal” y la de sol. Es decir: es una gran idea para ahorrarte llevar la gafita de leer a cuestas, cuentas con una montura que te queda bien tanto cuando eres Peter Parker como cuando eres Superman, y sabes que estás cuidando tu vista en todo momento aparte de ir hecha un pincel.

El encargado de realizar las bonitas fotos de la campaña ha sido Rafa Gallar (www.enrimur.com).

Nieves Álvarez con un modelo de Transitions Optical en interior

Nieves Álvarez con un modelo de Transitions Optical en interior

La misma gafa en exterior

La misma gafa en exterior

Las lentes cumplen con todos los requisitos de una lente habitual. Evitan deslumbramientos y reflejos y admiten toda clase de graduaciones.

He visto con estos ojitos –que usan lentes graduadas- cómo mutaban las lentes al entrar en contacto con la luz y doy fe de la eficacia de su funcionamiento. ¡No en vano son líderes de mercado y tecnológicos!

Si te interesa echar un ojo a estas lentes, te recomiendo que visites la página de Transitions Optical para localizar la óptica que te las muestre.

Comparte BellezaPura