Brigitte-Bardot

El eyeliner, venerado por muchas, que no salen de casa sin su delineado de ojos, y odiado por otras que se pelean con él sin conseguir aplicarlo con éxito. Ayer, nos citó para presentarnos su nuevo EyeStudio Gel Eyeliner y darnos unos consejos sencillos pero eficaces para aplicarlo. Gato, el maquillador oficial de la firma en España nos descubrió los secretos del eyeliner de la mejor manera, viéndolo en la práctica y nos hizo un interesante repaso por la historia del eyeliner.

Ya en el antiguo Egipto, las mujeres se perfilaban los ojos, pero a diferencia de lo que sucede ahora, no lo hacían por motivos estéticos, les servía como repelente de moscas e insectos, también como antecesor de las gafas de sol, porque paraba los rayos del sol y protegía los ojos y para rendir homenaje al dios Horus. Después de Egipto, el delineado del ojo se perdió por completo hasta que en los años 20, se descubrió una tumba egipcia y se desató la pasión. Marlene Dietrich y Greta Garbo comenzaron a pintar sus ojos como lo hacemos ahora para tapar la línea de las pestañas postizas. En los años 50 las Pin-ups pusieron de moda una línea gruesa de eyeliner y labios rojos.

Marilyn Monroe le puso rabillo a la línea de eyeliner porque tenía los ojos caídos. En los años 60, Audrey Hepburn, en Desayuno con diamantes cambió la idea de maquillaje, con una línea de delineador más gruesa para compensar sus cejas muy gruesas e introdujo los labios nude. Brigitte Bardot bordeó el ojo entero con eyeliner y fue la primera actriz que se atrevió a perfilar sus labios con un tono más oscuro.

Twiggy

Los años 60 fueron sin duda la etapa de oro del eyeliner, las pestañas eran líneas de eyeliner pintadas hacia abajo. En los 80′ todo valía, lo importante era llamar la atención. Y a finales de esta década, las top models se convirtieron en la referencia en cuanto a tendencias de belleza. Claudia Schiffer tenía los ojos muy caídos, y se convirtió en un auténtico reto para los maquilladores, que lo solucionaron haciendo el primer ojo ahumado de la época moderna.

A partir de este nuevo siglo, se han intentado muchas cosas con el eyeliner (Amy Winehouse es el más claro ejemplo), todas muy impactantes, pero ninguna ha calado en la calle. Actualmente las alfombras rojas marcan las tendencias y las actrices han recuperado lo clásico. Elige cuál es el estilo que más te gusta, lo importante es que te sientas a gusto y que sigas unos cuantos trucos para que el eyeliner deje de ser tu peor pesadilla. Toma nota.

Gato dibuja los tipos de ojos y como aplicar eyeliner en cada caso

Gato dibuja los tipos de ojos y como aplicar eyeliner en cada caso

Lo primero es identificar el tipo de ojo que tienes según su forma, porque a cada tipo de ojo, le corresponde un delineado distinto. Pueden ser ojos rasgados, son aquellos que, trazando una línea desde el lagrimal al rabillo del ojo, el lagrimal está más bajo que el rabillo. El almendrado es el más proporcionado, el lagrimal y el rabillo del ojo están a la misma altura. Por último, el ojo caído es el que tiene el lagrimal más alto que el rabillo del ojo.

Teniendo en cuenta esta tipología, Gato nos mostró, con unos sencillos dibujos, la manera de delinearlos. Si el ojo es rasgado, debes seguir la línea natural de las pestañas, delineando desde el lagrimal hasta el final de las pestañas con el mismo grosor. En los ojos almendrados, la línea va de menos a más, tienes que delinear desde el lagrimal e ir alargando y ensanchando el trazo hasta llegar al extremo elevándolo un poco.

En el caso de los ojos caídos, tienes que tomar el punto más alto del ojo, donde más sube, generalmente será en la parte central del ojo. Desde ese punto trazar una línea in crescendo hasta el punto que hayas marcado donde quieras llegar y luego unirlo a la base de las pestañas.

En todos los casos, el grosor del eyeliner lo marca el propio párpado, el espacio entre el párpado móvil y fijo. Y no olvides peinar las pestañas siguiendo la dirección del trazo si te has dibujado rabillo.

EyesStudio-Gel-Eyeliner-Maybelline

EyeStudio Gel Eyeliner de Maybelline es un eyeliner de larga duración que incluye un pincel profesional. Su fórmula libre de agua y aceite, tiene un 10% más de pigmentos que los tradicionales liners en líquido o lápiz. Permanece intacto 24 horas a prueba de agua y manchas.

También puedes hacer con él la línea interior del ojo, y por mucho que tu ojo lagrimeé, no se difuminará ni teñirá tu lagrimal de negro.

Podrás comprar este nuevo producto a partir de mañana 1 de julio.

¿Cuales son tus trucos con el eyeliner?

Precio: 8,99 euros.

Comparte BellezaPura