'Rabbithair', Erika Yamashiro

En Corea llevan desde tiempos muy antiguos aprovechando las propiedades medicinales de las plantas para tratar enfermedades. Su milenaria y diversa herboristería cubre un territorio con mucha biodiversidad que favorece la variedad de plantas medicinales. El ginseng coreano, por ejemplo, es considerado uno de los de mayor calidad, los coreanos lo llaman el ‘cura todo’.

Para facilitar el uso de las plantas medicinales en la antigua Corea, existían pequeños manuales denominados Khwang Yak, destinados a introducir las plantas medicinales comúnmente utilizadas disponibles en una localidad y sus alrededores. Pero la medicina tradicional coreana va más allá y cree que las enfermedades se producen por un desequilibrio interior, por eso utilizan las plantas para sanar el cuerpo y el alma, para restaurar el equilibrio interior.

En esta milenaria herboristería coreana se ha inspirado 7 Herbs una línea de la marca , compuesta únicamente de cuatro dermo-cosméticos a base de 7 hierbas. Los libros de hierbas y de botánica han servido de inspiración para crear esta gama sobre dos premisas: cubrir una necesidad cada vez mayor de productos hipoalergénicos y a unos precios realmente accesibles.

Imagen cortesía de BioCosmetic

 

Cosméticos hipoalergénicos, aptos para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles, sin parabenes y elaborados a base de 7 hierbas -7 héroes- muy conocidas en la farmacopea tradicional coreana y mundial, reparadoras, calmantes y defensoras de la piel.

Estos 7 héroes en forma de hierbas son: romero (antioxidante y photoprotector), camomila (antioxidante y previene la carcinogénesis), fallopia japónica (su activo, el resveratrol, es antioxidante y anti-inflamatorio), regaliz (anti-inflamatorio y antitumoral), scutellaria (antioxidante y anti-inflamatoria), gotu kola o centella asiática (aumenta los niveles anti-oxidantes, cicatrizante, repara las lesiones  cutáneas y renueva las células) y té verde (antioxidante, previene la carcinogénesis, previene las inflamaciones y es anti-microbiano)

Esta línea controla los daños pasados, calmando, reparando y curando la piel irritada y estresada. En el presente, la piel aprende a auto-protegerse y reacciona de manera normalizada. El resultado es una piel purificada y luminosa, las arrugas y las líneas de expresión se difuminan.

Pousse Mousse es un limpiador exfoliante efecto piel nueva. Limpia la piel, alisa las arrugas y aporta luminosidad. Se recomienda aplicarlo sobre la piel seca y esperar 30 segundos a que la espuma emulsione, después se retira con agua.

Imagen cortesía de BioCosmetic

Touche Parfaite es una hidratante con color efecto maquillaje y SPF25. Suaviza las imperfecciones, refina los poros y redefine la piel. Se recomienda usarla después de la crema de día para un efecto piel perfecta.

Velouté d’Herbes es una crema ultrafina anti-envejecimiento con SPF 25 que hidrata y actúa como un escudo para proteger, reparar y fortalecer a fondo la piel. Aplicar por la mañana, todos los días, y especialmente en periodos de estrés o cambios ambientales. Se puede utilizar también por la noche para una reparación mayor.

Por último, Baume à Bobo es un bálsamo cremoso reparador y curativo, tanto para el rostro como para el cuerpo. Repara la piel seca, sensible, irritada o con arrugas localizadas. Tambiéne s perfecta para las irritaciones del bebé.

Puedes comprar los productos Erborian en BioCosmetic que está en Zarautz, Guipúzcoa (Plaza Iturrilun, 6. Tel. 943 021 632) que también cuenta con tienda online (www.biocosmeticdis.com) o en Essensai (www.essensai.com).

Precio Pousse Mousse: 25,45 euros.

Precio Touche Parfaite: 29,50 euros.

Precio Velouté d’Herbes: 32,55 euros.

Precio Baume à Bobo: 14,75 euros.

Comparte BellezaPura