Di la verdad, no me vengas con que las manos… ¡¡¡No te hagas la monja de clausura!!! Reconócelo. Cuando un grupo de amigas nos reunimos, al principio hablamos de nuestras cosas, de nuestros hijos pero después de la primera copa acabamos hablando de hombres, ¿o no es así? Y no es una conversación que tengan sólo las adolescentes si no también mujeres hechas y derechas. Lo que pasa es que algunas lo  ’disfrazan’ discutiendo si Johnny Depp es más guapo que George Clooney o si Brad Pitt es más sexy que Leonardi Di Caprio… ¿Os suena?

Pues el otro día había quedado con una amiga para cenar en en el Speakeasy, el restaurante ‘clandestino’ del coctelero Javier de las Muelas en Barcelona, y mientras la esperaba no pude evitar oir la conversación de un grupo de treintañeras que estaban en la mesa de al lado. Mientras se zampaban un ceviche y le daban al Pisco Sour no paraban de hablar de hombres, de las cosas que más les gustaba de ellos y sobre todo, de las partes del cuerpo masculinas que más les ponían. Hablaban bastante alto pero la verdad es que estaba aburrida esperando y no pude evitar poner la antena. Aquí tenéis algunas de las cosas que dijeron. ¿Qué os parecen sus comentarios?

- “Los hombres más sexys del mundo no tienen porqué estar físicamente bien dotados.  Si no mira a Robert Pattison, el vampiro de la saga Crepúsculo, que suele salir en el número 1 de todas las listas mundiales. Es guapo sí, pero más bien delgadillo”.

- “Pues en plan rubiales a mi me gusta más Travis Fimmel, el modelo australiano, que es imagen de la campaña de ropa interior de Calvin Klein. Por los menos tiene los abdominales marcados”.

- “Chica, para tableta de chocolate, la de David Beckham, el ex futbolista del Madrid. Eso sí son cuadraditos…”

- ” Yo me fijo en la mirada. ¿Qué me decís de los ojos de Paul Newman?

- “Chica, no me seas antigua. ¿Os acordáis de David Gandy, el modelo británico de impresionantes ojos azules que se hizo famoso tras el anuncio del perfume Light Blue de Dolce & Gabanna? Ya sabes, ese que está en el mar recostado sobre una lancha neumática y enseña un bañador blanco en primer plano?”

- “Oh, que dulce eres. Yo prefiero los pecho lobo-, como Hugh ‘Lobezno’ Jackman, otro australiano con un cuerpazo 10. Además, es el tipo de atractivo que nos gustan tanto a las mujeres como a los gays. Sin depilar”.

- “Bueno, si va de hombres lobos, a mi me gustan algo más tiernecitos y con unos brazos imponentes, para que me abrace mejor… Como Taylor Lautner, alias Jacob Black,  el lobito de la saga Crepúsculo”.

- “Pero si es un bollycao… Pues si seguimos en la línea romántica, lo que más me gusta de un hombre es su sonrisa y no me gustan nada los supercachas y los macho man. Me encanta el actor estadounidense Paul Walker, el rubio de las películas The Fast and Furious y también fue protagonista de la campaña del eau de toilette Cool Water de Davidoff“.

- “Lo siento, ya sé que es un tópico, pero las manos es en lo primero que me fijo de un hombre. Me encantan las del actor británico Clive Owen.”

- “Si, si… A tí lo que te pone es que está como un tren”.

Y en eso llegó mi amiga y me quedé sin escuchar el resto de la conversación que entre mojitos y demás cócteles iba subiendo de tono. En fin, la verdad es que me sorprendió que no hablaran de nalgas, de culos o de los genitales de sus fantasías eróticas. Pero me imagino que esa fue la parte de la conversación que me perdí. Y a tí, ¿cúal es la parte del cuerpo de un hombre que más te gusta?

David Gandy

Comparte BellezaPura