mujeres-pelirrojas-miedo-dentista

Mérida, la valiente y pelirroja protagonista de la película de Pixar

¿Eres pelirroja?, ¿de nacimiento o gracias al tinte? Según los datos, en España en torno a un 1% de las mujeres son naturales. Si el anaranjado es tu color, debes saber que tu miedo al dentista es aún mayor que el del resto de mujeres, el pánico a este gremio médico está generalizado entre todo el mundo, me atrevería a decir que son los más temidos, pero parece que tú miedo, amiga, está un escalón por encima.

No, no me he vuelto loca, no lo digo yo, lo dice un estudio realizado por la Universidad de Ohio y publicado en la revista Journal of Endodontics. Según esta investigación las pelirrojas tienen más miedo a ir al dentista y la razón está en los genes. 

miedo-dentista-realidad-virtual

La clave está en una variación en el gen receptor de la melanocortina, que se relaciona con más sensibilidad al y a la analgesia, los investigadores comprobaron en un grupo de 62 pelirrojas y 62 morenas que las primeras sufrían más miedo al dentista que las segundas.  Pero no es la única predisposición genética, porque el hecho de que el padre tenga miedo, predispone a los hijos a padecerlo.

Según un estudio publicado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), una de cada cuatro personas tiene miedo al dentista –pocas me parecen, la verdad- y esto ocasiona una pobre salud oral. Por eso, desde la plataforma Miedoaldolor.com -una iniciativa de psicólogos y especialistas en dolor que pretende ayudar a las personas que sufren ansiedad o fobias relacionadas con el dolor, entre ellos el dental-, apoyan la utilización de la realidad virtual en las consultas para combatir ese temor.

Diversas investiaciones ya han probado los beneficios del uso de realidad virtual en consulta, “la mayoría de los participantes que experimentaban distracción con realidad virtual interactiva reportaron menos intensidad del dolor”. Y el resultado es menor en el caso de realidad virtual pasiva -como ver una película en 3D- que en la activa -en la que hay que interaccionar con el-.

Así que si tienes pavor al dentista, seas o no pelirroja, tenga tu padre miedo o sea un auténtico valiente, busca una clínica en la que tengan implantada la realidad virtual en sus consultas y luego nos cuentas la experiencia.

Comparte BellezaPura