Vestidos de fiesta, ¿qué me pongo?

false-happines

Estos días de amor, compras y elevado espíritu navideño, me he visto asaltada por una preocupación absoluta,  un miedo sin fondo, un pánico descorazonador atrapado en mi alma… Veeeinticinco de diciembre, fun fun fHORROR, y ahora, ¡¿QUÉ ME PONGO?!

Es una voz tenue, delicada, apenas audible entre los celestiales cánticos que me impulsan a atender los asuntos de Oriente Medio o hacer el bien sin que nadie lo sepa… Intento desoírla, pero ahí está ella, ladina, insidiosa, machacona. Habrá que estar hasta en los pequeños detalles, pienso por aplacar la liviana desazón. Organizándose da tiempo a todo. No hay nada más vital que saber priorizar.

Aparta a regañadientes el mercadillo solidario, destierra la furibunda indignación (ahora que la ibas a liar) por la subida de la luz, que se encargue tu amiga desocupada de hornear las galletas para la ONG. Hoy vamos a hablar de cosas enjundiosas que requieren teología, geometría y estética. Hoy vamos a hablar de qué nos ponemos esta Navidad.

amaya-arzuaga-autumn-fall-winter-2013-pfw38

La noche del 24 cenaremos en familia. Evita zarandajas como la indigestión que te provoca tu tía segunda,  que no te amargue el rictus  que tu primo esté más retrógrado cada año. El sagrado aliento de la Navidad (y así debería ser todas las noches del año) es estar monísima. Y eso se consigue con un vestido sobrio, elegante, bien cortado y discreto. Uno de esos que te permite brillar sin eclipsar y seguir siendo tú.

Este vestido es de la colección otoño-invierno 2013 de Amaya Arzuaga, pero hay muchas opciones asequibles en esta línea conceptual.

610-zoom

La cena de empresa, tan mitificada y rodeada de leyendas, suele ser una buena ocasión para compartir un tiempo relajado (¡y a costa de la empresa!) con los compas de curro.

¿Te escuece el vacío que te propina la de la sección A, cubículo Z? Tiéndele la mano vestida como una señorita. Ya sabes que combinar escote y mini nunca fue el estilismo de hacer amigas. Con un vestido jovial a la par que de punto y cerrado, estrecharás toda clase de lazos.

Vestido de Miranda Makaroff para Lydia Delgado.

DESFILE DE LA FIRMA "MARIA ESCOTE"

 

Quienes vamos sobradas de verdadero candor navideño, gustamos de denostar un poquito la Nochevieja. Que si todo es muy vulgar, que si está muy masificada… Esas astutas revelaciones de las que no se percata nadie.

Vívela a tu aire, pero con el debido respeto a la magia. La fiesta más pagana del rosario festivo agradece fantasías y extravagancias. El código es igual de estricto, pero podrás permitirte un puntito de locura. María Escoté firma la selección para esta noche ritual, en corto vertiginoso y los colores del arrebato. Sé la druida que conjura los hados. Un año que comienza sugiere posibilidades de cambio.

Y tú, ¿ya te has planteado traperío en algún rato libre?

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

4 comentarios

  1. angeles

    Como no salgo ese día me arreglo con lo que tengo.

  2. Lola Gavarrón

    Color, cómoda y calentita

    Las tres c para pasarlo en grande !!!

  3. Towanda

    Gracias, Inés, tú sí que eres cariñosa 🙂

    ¡Felices fiestas, pásalo muy bien!

    Besos,
    T

  4. Ines

    Aisss,eres maravillosa,lo describes todo con mucho cariño!!
    Todavia,estoy sin decidir el look de Nochevieja!!
    Feliz Navidad!!

Deja un comentarioRegalos de Navidad, shopping de última hora