Cirugía estética y verano, cuestión de tiempo

¿Planeando una cirugía estética? Pues bien: no eres la única. Según nos cuenta la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética), en los meses de abril y mayo se experimenta un incremento de hasta un 30% en la demanda de operaciones. Los motivos obedecen a una lógica incuestionable: todo proceso de recuperación de esta índole requiere evitar el sol, la playa o las piscinas. Además, el buen tiempo y la desnudez ‘obligan’, como la nobleza, a valorar qué nos falta de aquí o nos sobra de allá.

¿Las operaciones más demandadas? Efectivamente: el aumento de pecho y las liposucciones. En facial, las rinoplastias ganan la carrera por narices, seguidas de las otoplastias y el lifting de cara y cuello. Desmenuzamos los tiempos de cada operación para que los tengas claros.

cirugia-estetica-y-verano-1

Sea cual sea la cirugía que te quieras hacer, tienes que tener en cuenta los pasos previos: análisis de sangre, electrocardiograma y exploración cardiológica para conocer tu estado previo con vistas a la anestesia general y las características de la intervención en sí.

Una mamoplastia de aumento puede durar en torno a 2 horas, 2 horas y media, con un posoperatorio de 3 semanas. En este período, la paciente debe evitar levantar peso durante al menos 7-10 días, así como las actividades que impliquen riesgo de recibir un golpe en el pecho. Tampoco se puede tomar el sol durante unos 3 meses para prevenir infecciones y la aparición de cicatrices, aunque sí se puede ir a la playa “sin tomar el sol en exceso porque las cicatrices tienen peor respuesta al calor y este produce la vasodilatación de unos tejidos que han estado inflamados”, aclara el Dr. Suárez, presidente de la SECPRE.

El posoperatorio de una liposucción incluye el uso de una faja durante un mes enterito, y eso puede resultar bastante incómodo en . Tras la intervención, el Dr. Benito aconseja recurrir a los drenajes linfáticos para aliviar la retención de líquidos y, claro, una dieta saludable y ejercicio para mantener los resultados.

cirugia-estetica-y-verano-2

¿Y si es una rinoplastia? Como explica el Dr. Carlos Laredo, vicepresidente de Cirugía Reparadora de la SECPRE, el paciente llevará una escayola sobre la nariz durante unos 10 días, y el posoperatorio completo comprende de 2 a 3 semanas para que desaparezcan por completo los signos de inflamación. Además, conviene evitar los sitios masificados –es decir, nada de Benidorm ese año- a fin de evitar golpes y tampoco se puede llevar gafas, con lo que es probable que la luz veraniega te resulte molesta. Lo que sí es fundamental, siempre, es proteger la zona con cremas con alto factor de protección solar durante al menos 3 meses.

Con las otoplastias, lo principal es mantener muy limpias las cicatrices para prevenir infecciones, lo que puede ser complicado en los entornos playa / piscina habituales. El posoperatorio tampoco es demasiado ‘convivencial’, como aclara el vocal de comunicación de la SECPRE, el Dr. Larrañaga: “Además, se trata de una intervención en la que se remodela el cartílago, obligando a que se repliegue hacia atrás. Por esta razón, durante las dos primeras semanas de postoperatorio, para que los puntos no soporten demasiada tensión, se coloca al paciente una banda ancha de licra que ejerce una suave presión sobre las orejas y que debe llevar día y noche durante la primera semana y sólo por la noche durante la segunda”.

En el caso de los lifting faciales, es recomendable dejar de fumar como paso previo dado que “el tabaco deteriora la vascularización de los tejidos y puede dar lugar a complicaciones asociadas a la cicatrización de las heridas o incluso a pérdidas de piel o necrosis cutáneas”, como nos aclara el Dr. Antonio Díaz, vocal de Sanidad Privada de la SECPRE.

Además, hay que tener en cuenta que la cara es la zona más vascularizada del cuerpo, por lo que la probabilidad de que salgan hematomas tras una operación es mayor. De ahí que los especialistas recomienden extremar la precaución en lo que se refiere a la exposición solar.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

2 comentarios

  1. angeles

    No entra en mis planes hacerme ningún tipo de arreglito.

  2. Lolette

    Voto por apuntarse a un gimnasio

    Más placnetero e infinitamente más inocuo 🙂

Deja un comentarioLa belleza coreana arrasa en Nueva York