Lipofilling

Lipofilling o cómo rejuvenecer con tu propia grasa

Acabar con los efectos del envejecimiento y recuperar un rostro firme y terso son los principales objetivos de muchas de las técnicas de relleno facial. Mientras algunos prometen maravillas con infiltraciones de esto o aquello que luego se notan sí o sí, otros se decantan por técnicas más novedosas. Hoy os hablo de Lipofilling, un tratamiento de la Clínica Planas, que también infiltra pero, y aquí la novedad, el relleno es del propio paciente, que genera menos rechazos e intolerancias.

Seguir leyendo…

Grasas tóxicas, el reto de Somatoline

Tener en el cuerpo es bueno, pero a veces y debido a agentes externos, acumulamos más grasa de la que debiéramos y con la ayuda de la mala alimentación, el estrés o la contaminación, guardamos en nuestro organismo grasas tóxicas, que son más difíciles de eliminar. se ha atrevido a retar a estas grasas tan feas y promete quitárnoslas de encima. ¿Será verdad?

Seguir leyendo…

Viaje al hammam de Al Andalus

¿Habéis ido a un hammam? ¿Sabéis lo que es el baño turco de un ? Pues entra por la puerta de la tradición de los baños árabes y descubrirás sus siglos de práctica y la cultura del proviene de esas tierras templadas y mágicas que llegó a nuestro país hace siglos.

Desde hace unos años, los hammam se han instalado en España y en Córdoba tienen una de sus plazas más conocidas, aunque no es la única ciudad donde puedes tomarte un baño árabe. Sigue leyendo, que después te vas a ir corriendo a uno de ellos. Seguir leyendo…

Detox 2017, arranca la operación limpieza

2017, las 20:17, 20 grados latitud norte y 17 longitud oeste mientras garabateo febrilmente estas líneas. Recorremos la Era de Acuario, avistamos el Año del Gallo de Fuego y, ‘como el año que fue’, rendimos renovado culto al Reinado del Detox. Así es, mi desconocida compañera de fatigas, mi delicado acúmulo de toxinas, mi ponzoñoso –pero redimible- semejante al otro lado de la pantalla. Todo apunta a que el purificador arcano fetiche de los mundos beauty seguirá marcando nuestras rutinas de limpieza sin parangón. Ya sabes que cuando nos da por algo (¿a las buenas gentes? ¿a los medios especializados?) lo exprimimos hasta el infinito. Y con gran placer, añado, porque la buena cosmética siempre gusta, y ya si encima es , pues gusta el doble porque encima es saludable, healthy si es usted más de Instagram que de leer. No nos rindamos en nuestro puritano empeño: estamos sucias y hemos sido malas esta Navidad; yo al menos no he dejado títere con cabeza.

Veamos qué hacer con tanta toxina de matrículas par e impar circulando sin control.

Seguir leyendo…