Cómo hacerte ondas y no morir en el intento

Día de mi cumpleaños, pasado mes de junio. Cena en casa y yo con el pelo lleno de ondas “despeinadas” en plan melena surfera que me habían hecho en la pelu. Todos los invitados diciendo ‘qué joven estás con el pelo así, no te peines ya de otra manera”. Desde entonces he pasado por tenacillas, cepillos que rizan, planchas ghd, rizadores Bellissima…Una historia de la verdad que existe tras aquello de ‘para presumir hay que sufrir’ o de empeñarse en seguir las modas. Seguir leyendo…