Historias para dormir (Parte III)

Mantener una rutina a la hora de irse a la cama es fundamental. Acostarnos todas las noches a la misma hora y poner el despertador para que suene a la misma hora por la mañana.

¿Cuál es tu ritual o manía nocturna antes de caer rendido y coger un sueño tan profundo como un oso polar?

Una prima mía tenía que tocar un trozo de tela y chuparse el dedo para poder quedarse dormida. Menos mal que se le quitó porque si se le hubiese perdido ese trozo de tela a lo mejor no hubiera encontrado otro igual…

Entre las últimas recomendaciones figura también nunca irse a la cama enfadado o después de una gran cena. O sea que si discutes con alguien debes resolverlo antes de acostarte.

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. Jolijn

    En serio? Una nueva apertura? Los Simpsons son lo me1s. Lo fanico malo es que(aca) lo pasan en un canal que usa las renioecitpes, para llenar la programacif3n, hasta el hartazgo. El episodio en que la nieve los atrapa en la escuela me lo conozco de memoria.Tengo una nueva entrada, sobre televisif3n. Sobre un programa que este1 en el mismo canal que pasa Los Simpsons.Y te recomiendo la prf3xima entrada. Casi este1 lista.

  2. Beatriz Peña

    Cuan sabia eres, querida Ana.

    Besos

  3. ana

    Solo creo en eso de que nunca tienes que estar enfadado ni para irte a dormir ni para nada. Enfadarse es una pérdida de energía que te abandona para no ir a ninguna parte, te echa arrugas encima y te pone la cra avinagrada. Nada de enfadarse, si algo o alguien te molesta ¡a pasar!. Ese es mi consejo

Deja un comentarioDuérmete ya (Parte IV)