Oasis y Desiertos

En una de las míticas películas de la historia del cine, en Casablanca: Rick y Louis conversando…

Louis: “Dígame, Rick, ¿qué le ha traído a Casablanca?”
Rick: “Vine a Casablanca a tomar las aguas.”
Louis: “Pero… ¡si Casablanca es un desierto!”
Rick: “Me informaron mal.”

Aguas que sí debemos tomar para no deshidratarnos por dentro ni por fuera. Más agua para disfrutar del placer cálido de una relajante bañera de hidromasaje en un circuito Spa (Salus per acqua) .  Y también agua de mar para una excelente cura de sales, minerales y  plancton marino. Lo que se llama una cura de talasoterapia marina con envolturas de algas incluidas. Todo lo contrario que el agua termal que procede de manantiales exclusivos y donde las virtudes de la hidroterapia tienen mayor aplicación en la salud y la belleza.

Fuentes de balnearios que brotan de un lugar único y en la mayoría de los casos como una de las grandes maravillas de la naturaleza. ¿La Naturaleza? Sí, esa masa verde que se ve a toda velocidad de paso por alguna autopista con abundante follaje lateral. Las aguas que emergen de estos oasis llegan cargadas de propiedades, tantas como el sedimento mineral obtenido de su composición química.

La carta de aguas de manantial lleva un sedimento reposado durante miles de años que beneficia nuestra salud y belleza de la forma más natural.

Bebe agua de manantial  y por qué no disfrutar de un buen baño y un buen  masaje de a continuación. Además, el universo acuático es uno de los mayores placeres del wellness actual del que ya dieron buena cuenta los frigidarium y caldarium romanos. El mismo bienestar que disfrutaba la aristocracia, los reyes y reinas del siglo XV o XIX y por supuesto del XX y del XXI. Un balneario es un oasis que gira entorno al mundo del agua termal. Por Dios, tírate a la piscina (OT) o dáte un chapuzón en España, en Casablanca o en el Ampurdán.

Hace calor, mucho calor. Hoy 40 grados en Madrid. ¡Qué barbaridad! Un vaso de agua, por favor. No puedo con este calor. Qué sofoco tengo…

Los beneficios del agua fría aplicada en contrastes es otra recomendación para este verano.

Los circuitos termales de los balnearios y de los spas urbanos o vacacionales, que ya incluyen la mayoría de los hoteles, son una visita obligada para mantener el cuerpo a tono y alejado de los focos de calor.

Pasar del calor de la sauna o el baño turco a las fuentes de nieve, las piscinas frías o las duchas alternas de rocío es una buena y apetecible terapia que mantendrá nuestra tensión y forma física en perfectas condiciones para adaptarnos a los golpes de calor y olvidarnos del estrés y las contracturas musculares.

Más información: ANET. Asociación Nacional de Estaciones Termales. Tel: 902 11 76 22.

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Balnearios

    Nos encanta leer artículos sobre Balnearios, es nuestra pasión.

    Si necesitais ampliar alguna información de la que aparece en el artículo, no dudeis en contactarnos ; – )

  2. Pingback: bellezapura.com » FIJI WATER, agua mineral de lujo

Deja un comentarioLavarse las manos como Poncio Pilatos