Nintendo apuesta por las mujeres con Nicole Kidman y Chica Cosmolife

La oscarizada, estilosa y famosa se vuelve una mujer tecnológica conviertiéndose en la imagen europea de “MAS BRAIN TRAINING DEL DR. KAWASHIMA”, el último programa de ejercicios mentales de la compañía.

Para el lanzamiento en el resto de Europa parece que la compañía prefiere una australiana internacionalmente conocida. Nosotros seguiremos contando con Javier Cámara y Amparo Baró, que son más de estar por casa y han renovado contrato.
La idea de este nuevo juego es conocer la edad mental de nuestro cerebro. ¿Cuántos años tiene? Ya se sabe que hay mentes jóvenes muy envejecidas y adultas muy joviales. 

De lo que no hay duda de que Nintendo busca acercarse al público femenino. Además de versionar sus dispositivos en diferentes colores con un estilo más chic, organiza junto con la revista Cosmopolitan el consurso “Chica Cosmolife”. Un certamen para encontrar la imagen de su campaña para Nintendo DS Life.

La aspirante deberá tener más de 20 años, ser una apasionada de la moda y estar siempre a la última en Nuevas Tecnologías. Las concursantes tendrán que elegir las prendas que mejor definan su estilo personal, preparar una escena que refleje el hábitat natural de una chica CosmoLite y hacerse cuatro fotos para enviarlas, junto con sus datos personales, a la revista hasta el 31 de agosto. La dirección es: Revista Cosmopolitan Apartado de Correos 35156, 28028 Madrid.

Aunque nuestros chicos de tuexperto nos ganen en conocimientos de videoconsolas, os animamos a participar. ¿Acaso no sois tan estupendas como Nicole Kidman? 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Pingback: bellezapura.com » Píldoras de belleza

  2. Sara

    La nitendo DS es muy entretenida, he jugado con ella un par de veces y es un vicio que te tiene engachada horas…quizás haya que presentarse al concurso de cosmolife, porque estupenda como Nicole Kidman lo soy jajaja!

Deja un comentarioEl ritual clásico del afeitado matinal (1ª Parte)