Nueve meses de cuidado, préparate…

No se trata de cambiar de vida por completo, sólo de adaptarse a los cambios físicos y psíquicos lógicos del periodo de gestación. El proceso de gestación no es una enfermedad. La maternidad es un proceso de creación y recreación que invita a descubrir una nueva vida, un nuevo cuerpo y una mentalidad diferente. Todo transcurre muy despacio.

Son 9 meses de gestación, donde da tiempo a casi todo. Alimentarse bien, trabajar, leer, divertirse, dormir, descansar, caminar despacio, meditar, pensar y ser lo más feliz posible. Antes de que podamos empezar a mimar a nuestro bebé, tenemos que aprender a mimarnos a nosotras mismas, y también dejar que nos mimen un poco más de lo normal.

Ante todo, mucha calma… La decisión de tener un hijo es una experiencia única que cambiará tu vida. En la mayoría de los casos para mejor. Bromas aparte, es casi un imperativo intentar disfrutar del embarazo, la lactancia y la primera fase de crecimiento del bebé. Durante este maravilloso proceso, todos los cuidados deben enfocarse por la vía del placer, con mucho sentido del humor y profundizando en el equilibrio interior.

Nada de torturas, es hora de dar la bienvenida a las terapias del bienestar: yoga, relajación, aromaterapia y mucha meditación transcendental.

Bienvenida a un mundo de suavidad. Durante el embarazo, la piel y el cabello están rebosantes de esplendor. Nuestras hormonas se encargan de  embellecernos. Con el guapo subido y una buena mata de pelo, debemos pensar en el futuro y ser un poco precavidas. Nada mejor que planear un programa de cuidados basados en la suavidad y la nutrición tanto interior como exterior. Así no nos pillarán por sorpresa la anemia, la caída capilar post-parto, las temidas estrías o la flacidez.

¿Tienes algún plan de cuidado pre-concebido? ¿Qué es lo que más te preocupa ahora?

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Pingback: bellezapura.com » ¡Menudo parto! Parirás en el hospital, sin dolor y por cesárea

  2. Pingback: bellezapura.com » 9 meses de gestación en 30 segundos

  3. Beatriz Peña

    Hola Diego,

    Ser madre es una gran aventura casi tanto como después la de ser hijo, padre o abuelo.

    Y Mozart es un excelente músico para ponerle banda sonora a cualquier etapa de nuestra vida.

    Traer hijos al mundo es una de las experiencias más gratificantes de la vida.

    A mí también me hacen sonreir las tripas gorditas porque siempre veo en ellas el fruto del amor entre dos personas sino no merece la pena.

    Un embarazo tiene que ser deseado y amado, No hay mayor alegría.

  4. Diego L.P.

    Verdaderamente, para un niño es esencial que su madre se mantenga sana y, a ser posible, alegre durante el período de embarazo. A mí me solían poner música de Mozart cuando estaba ahí dentro y ahora me encanta tanto Mozart como la música en genral; aunque, bueno, creo que eso viene de familia. Sin embargo, creo que es esencial para el bebé (y, cómo no, para la madre también) mantener el buen humor y la serenidad constantes. El criar a un hijo es una labor titánica y de suma importancia y, además, muchas veces ayuda a redescubrirse a los padres. Por eso, es importante empezar con buen ánimo y alegría. Y debo añadir que no puedo evitar contener una sonrisa que me asombra hasta a mí mismo cuando veo a una mujer luciendo con soltura su redonda tripa de premamá.

Deja un comentarioValentino en azul