Reese Whiterspoon, embajadora global de la Fundación Avon

La protagonista de “Una rubia muy legal” o “En la cuerda floja”se ha convertido en modelo y actriz comprometida a golpe de contrato.

La firma de cosmética que visita a las mujeres en su casa ha optado por una mujer mundialmente conocida y poco polémica. La ganadora de un Oscar ha firmado un acuerdo de colaboración para ser la Presidenta de Honor de la Fundación . Una iniciativa solidaria destinada a recaudar fondos para la lucha contra el cáncer de mama, la violencia de género y otras situaciones de emergencia.

Whiterspoon se ha confesado una fiel luchadora de los derechos de las mujeres.

Los términos financieros de la colaboración no han sido revelados, lo que nos hace pensar en el porqué de tan poca transparencia. Además, también será promotora de producto y la nueva imagen publicitaria de la firma.

Y es que las multinacionales saben que una buena imagen significa aumentar su cifra de ventas. Las estrategias de marketing y el perfil de la celebrity elegida para promocionar sus campañas son estudiadas y debatidas al milímetro. Así es la aldea global, al final todos conocemos el inmenso poder mediático internacional que tiene una cara famosa.

¿Crees que es lícito firmar un supercontrato publicitario (a buen seguro multi- millonario) para apoyar causas filantrópicas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

Deja un comentarioSOS quemaduras. Medidas anti-incendios