Déjate abrazar por el diseño

Además de los sillones de que nos dan un masaje vibratorio y liberador de tensiones, ahora nace la silla que nos abraza. Un diseño que no está pensado para alimentar el ego del diseñador si no para el tratamiento de personas autistas. Su función consiste en ayudar a controlar los sentimientos a través de la técnica de la “presión profunda”.

Un abrazo lento y mullido que nos induce a la relajación. Siempre que la silla Bas Kools te deje levantarte porque a mí me ha dado un poco de claustrofobia eso de estar tan presionada…Me gusta el concepto de que te abracen los muebles por lo que tiene de surrealista. Pero si empiezan a fabricar sillas que abrazan lo próximo serán las camas y ya me entendéis, que nos abrace el mobiliario no me pone mucho.

Prefiero otro tipo de iniciativas más carnales como la del movimiento Free Hugs que ha roto fronteras. Hay gente que se ha sumado al movimiento en todo el mundo: Nueva York, Polonia, Corea, Canadá, Zurich, Roma, Dusseldorf, Kiev, Barcelona, Valencia, Tel Aviv, etc.

Creo que a veces todo lo que necesitas es un abrazo. ¿Lo prefieres de una silla o de una persona?

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioModa de Cómic y Superhéroes con Armani