Aumento de pecho, Heidi antes y después

El cambio de Heidi Sontag salta a la vista. Se trata de un blanqueamiento dental que amplifica su sonrisa, mucho más suelta y amplia después de pasar por cirugía estética dental y corporal. Un par de prótesis mamarias bien puestas pueden hacer maravillas en el cuerpo y si además te tiñes de rubio platino, el cambio es radical. Siempre hay un antes y un después, lo que ocurre es que no siempre impacta tanto.

Las glandulas mamarias arrastran el protagonismo y como dice una amiga mía sí son mías porque las he pagado hasta el último euro.  ¿Qué opinas? ¿Tetas verdaderas o falsas?

¿A quién le importa?

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. anuska

    Soy pro cirugía, pero esos balones no le sientan bien. Si se hubiese aumentado un poco abría quedado estupenda.

  2. BlackPearl

    Operarse la delantera no es lo mismo que marchar a la pelu a para realizarse unas mechas. Además de que ponerse silicona es una operación quirúrgica, hay que sustituirlas cada 10-15 años, de manera de esa idea de “te las pones y te olvidas” nanai. Requiere un mantenimiento sustituir las prótesis y por supuesto dinero. Y sí, lo confieso ¡¡ME DA MIEDO!!

  3. Pingback: Aumento de pecho. Antes y después // menéame

  4. jet´aimeMOINONPLUS

    Resalta mucho más el pecho que los dientes.

Deja un comentarioMac y sus pestañas postizas