Vida de presentaciones


Mi amiga Ana Parrilla que sabe lo dura que es la vida de las periodistas especializadas en belleza me ha mandado un escrito que coincide bastante con nuestro día a día. A una media de una presentación-evento cada día, para algunos ignorantes, ajenos al sector, un ir y venir de una fiesta a otra…

Viajes: Madrid-París una vez al mes o incluso más. Todo depende de lo hot que esté la agenda de temporada. Casi siempre ardiendo porque cuando no es la Campaña de Navidad es la temporada primavera-verano o la de otoño-invierno. En fin…lo que se dice un “sin vivir” de open days con desayuno, aperitivo, comida, brunch, cena, cóctel de bienvenida o una copita de vino español. Lo que también nos abre al gran mundo del canapé y el cattering en general. Como dice mi querida Anita: “¡La cantidad de salmón que tenemos que comer para poder llevar los garbanzos a casa!”.

El backstage de la prensa de moda y belleza es una agenda llena de invitaciones, eventos, presentaciones y viajes, que a simple vista puede parecer un planazo, pero que en realidad es una especie de jaula de oro donde el resplandor es tan fuerte que puede llegar a hipnotizar primero y cegar después. Menos mal que hay muchos cierres de por medio y tenemos que aterrizar delante de la pantalla de ordenador para seguir escribiendo y poder sacar adelante el trabajo con todas las novedades y lanzamientos.

¡Compañeras del metal, cuidado con no perder el contacto con la tierra…!


Y para el resto asegurar que vivimos en el mundo de la fantasía de Walt Disney, un mundo al revés, y que de verdad, es simplemente trabajo muy bien envuelto a simple vista. Pero por dentro la percepción es completamente diferente.

“He visitado talleres donde se tallan diamantes, donde se cosen bolsos o donde se despinzan visones… Todo muy interesante, pero yo me siento igual de pequeño que cuando visité la fábrica de Chupa-Chups. Cuando se trabaja como periodista de moda tienes que hacer cosas que son propias de adolescentes pasando el verano en un campamento (pijo) de verano: tirarse en paracaídas, ir en helicóptero, galopar a caballo, participar en una ginkana… Es agotador.

Las firmas montan eventos cada vez más complicados y exóticos (ir a ver salir el sol desde un fiordo islandés, cruzar Los Alpes en tren de vapor, montar en globo, surcar el desierto del Sáhara a camello…) para que en la retina y la memoria del periodista se fije la información del producto que se pretende vender.

(En la foto, llevo un vestido de rayas marineras y estoy junto a mi amiga de toda la vida Victoria Beckham. estabamos en Venecia en un palacio del siglo XVII)

Los periodistas de moda (y no digamos ya los de belleza) estamos “siempre agotados, chica, de aquí para allá. Llego a mi casa dejo una maleta y cojo otra que ya tengo preparada… Y luego ¡la época de colecciones! ¡Tres meses fuera de casa! Agotado total. Luego vas y le cuentas tu agotamiento (producto de ir a ver salir el sol desde un fiordo islandés, cruzar los alpes en tren de vapor, montar en globo, surcar el desierto del Sáhara a camello…) a una amiga que es funcionaria o a otra que trabaja de cajera en una sucursal bancaria y te miran como diciendo: “chaval eres totalmente gilipollas”

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. ana parrilla

    Me acabo de tropezar con tu post mi querida Beatriz y como se me había olvidado ya este resumen del texto que encontré por casualidad -lamento no poderlo avalar con el nombre de la persona que lo publicó en su momento- y que envié a las colegas. Al reelerlo ahora vuelvo a sentirme identificada y, sí, pero a pesar de que en todas partes cuecen habas, en lo que se refiere a las periodistas de tendencias -de cualquier sector- existe una especie de infantilización que desmerece nuestra labor, aunque no dejo de asumir responsabilidades al respecto. En fin, se presenta una temporada más y da vértigo solo comprobar las ruedas de prensa y presentaciones que ya hay concertadas desde hoy a final de mes…Todo un desafío

  2. Sugar

    Qué mona estás con la camiseta a rayas. ¿Cómo fue la entrevista con los Beckham???

  3. BlackPearl

    Bueno, cada uno tiene su reslidad. Y de esto te puedo poner cientos de ejemplos:

    MODELO.

    Para el público: ganas una pasta por pasearte y ya está.

    Para la modelo: tienes que estar perfecta todo el día y tomar todas las precauciones habidas y por haber con la comida, un leve hoyo de celulitis y te tachan de gorda. Si eres perfectionista te pueden tachar de anoréxica.

    FERNANDO ALONSO (quiero dejar bien claro que este chico me cae peor que un dolor de muelas)

    Para el público: tiene la vida resulta con la pasta que le dan sólo por conducir y más haciendo publicidad. Las mujeres caen rendidas a sus pies.

    Para el propio Fernando: cambios horarios una y otra vez de tanto viajar por el mundo, tragar con los paparazzi

    INGENIERO

    Para los demás: persona inteligente que gana mucho dinero.

    Para el propio ingeniero: ha tenido prácticamente vivir para estudiar durante años para sacar la ingeniería.

    y así muchísimos ejemplos más.

    No te preocupes Beatriz, que en todas partes cuecen habas.

Deja un comentarioTratamiento natural contra la dermatitis atópica