Arnold W.Klein, "El arquitecto del rostro": "Odio los pinchazos"

¿Eres de las que cuentas tus retoques de medicina estética o cirugía? O por el contrario, eres de las que restas años y pliegues a medida que cumples años. Si es así, ponte en buenas manos.

El objetivo del profesor Arnold W. Klein a la hora de tratar un paciente es “aportar, añadir valor a la cara, no cambiarla”. Para hacerlo usa “poco producto pero mucho tiempo”.“Me considero un artista, un artista de la cara”.

“Me apasiona la arquitectura de la cara. La medicina, además de ciencia, es arte. Y la dermatología me da las herramientas indispensables para poder jugar con ella, sin dañarla, para embellecerla aún más. El tapiz es la cara del paciente, el artista es el dermatólogo y el pincel la jeringuilla.

Este prestigioso dermatólogo conocido mundialmente como el arquitecto del rostro resume la aportación de los cirujanos estéticos bajo una máxima con mayúsculas:

“LO QUE HACEMOS DEBE DE SER INDETECTABLE”

“Lo natural es bello. Lo artificial no. Y el daño es siempre el mismo, el exceso”: demasiado Bótox, demasiado tinte, demasiado maquillaje, demasiados cosméticos…

En Japón, por ejemplo, llegan a aplicarse hasta ocho productos diarios. Tanto los médicos como los pacientes debemos saber cuando parar y no sobrepasar nunca la línea de la naturalidad. Por ello, yo recomiendo hacer siempre un buen diagnostico previo: estudiar los rasgos, detectar los puntos débiles, valorar la calidad de la piel, etc. Después intentaremos imaginarnos que vamos hacer y con qué. Debemos conocer a fondo el producto que utilizaremos, tanto para asegurarnos de la calidad, como para poder prever como se comportará después de haberlo inyectado.

“Odio los pinchazos”:
Hay que inyectar muy despacio, dedicando a cada paciente todo el tiempo que sea necesario. Yo uso poco producto pero mucho tiempo. Dejo que el líquido fluya por debajo de la piel -no debajo del músculo como hacen muchos médicos-, sin prisas, y luego retiro la aguja muy suavemente. Trabajo con tanta delicadeza porque, a pesar de llevar toda la vida pinchando, odio los pinchazos. Ese temor personal es el que me ha motivado a innovar métodos mínimamente invasivos, sin corte ni bisturí.

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Pingback: Bioplastia o Perfiloplastia: nueva técnica de plástica | bellezapura.com

Deja un comentarioGipsy Style: Soy de look gitano y vengo a quedarme con el personal