Playas, sol y rayos ultravioleta a flor de piel. Por favor, utiliizar con precaución

El combinado sol, playa y verano puede ser todo un shock para nuestra ; sometida de repente y por un breve espacio de tiempo con esa que tanto escasea en nuestra vida cotidiana y en la mayoría de las grandes ciudades que en el mundo son.  Un buen moreno empieza con un discreto autobronceado y varias medidas fotoprotectoras destinadas a todas y cada una las zonas sensibles de nuestro cuerpo: piel, ojos, labios, cabello.

El contacto con la naturaleza debe hacerse con-tacto. Poco a poco y con la piel a cubierto de esa naturaleza extraña, cambiada y enrarecida que cada vez se pone más violenta. La virulencia de los es cosa sabida y cacareada por todos. Pero lo que se acalla son los beneficios que tiene el sol y que son muchos siempre que se tome de forma inteligente, es decir de manera regular y siguiendo las normas básicas que nos cuentan los dermatológos. 

Es decir, que necesitamos más vacaciones si queremos volver a casa con un bronceado canela cual zíngara hiperpigmentada. Lo dicho, por qué no te buscas una buena palmera datilera y disfrutas de la sombra más tupida que puedas encontrar y si tus vacaciones superan los 9 días y 7 noches, se te permite salir de debajo de la palmera entre 5 y 10 minutos, pero tampoco mucho más. Si quieres quedarte a tomar algo en el chiriguito y vuelves a insistir en tumbarte en la toalla, entonces tienes que hacer uso y disfrute de la famosa reaplicación de cualquier bronceador que previamente te deberías haber aplicado 20 minutos antes de salir de tu apartamento con dirección a la playa. 

Si tienes alguna duda, vuelve a ponerte un poquito más de fotoprotector y en capa abundante, pero sin llegar a parecer una momia. Aunque dicen los dermatológos que si no te lo aplicas en ese plan, resulta escaso y muy poco eficaz.

 

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioGloss Star Bronzer Lancôme vs. Amber Bronzer de Estée Lauder