Ya no soy cool, soy trendy

Nos pasamos la vida fingiendo delante de amigos o conocidos, ser quien no somos, tener lo que no tenemos. De esta manera nos sentimos más importantes, más queridos pero sobre todo más aceptados por una sociedad donde se vive de apariencias.

No queda bien decir que vivo en Vallecas, mejor en un ático en pleno Paseo de la Castellana. Soy de Móstoles, ufffff que horror!! Quería decir que soy un New Yorker que está pasando una temporada con mi familia española.

Moda y belleza, dos mundos de frivolidad donde nada es lo que parece. Nos vestimos según lo marca una supuesta moda creada por los diseñadores más chic del momento. Nos maquillamos como las famosas, para intentar alcanzar o al menos rozar su belleza. Pero tras esto, ¿qué nos queda?

Ah! Se me olvidaba, cuantas más palabras en inglés utilicéis en una conversación mucho mejor. Obtendréis más puntos en el campo de las relaciones sociales. Espero que el curso práctico que muestra el vídeo os sirva de algo. Y recordad, las apariencias engañan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

13 comentarios

  1. ana

    Realmente sí que he visto el tono irónico y satírico del post. No por ese hecho, creo que sea un comentario afortunado. Lo que quiero intentar conseguir es que no siempre que se hable de barrios que no son los “barrios ricos” se hable de barrios como Vallecas.
    Por cierto, todos los años voy al FIB, y no para diferenciarme de nadie, simplemente porque me gusta la música, y leía el Pronto, cuando mi madre lo compraba.
    No es que me tome estos comentarios tan en serio Rubén, simplemente que he oído tantas veces esos comentarios, y hacía tanto tiempo que ya no los oía que me parecía haber vuelto a mi niñez, hace años cuando se decían, cuando sí había la diferencia de barrios ricos y barrios pobres en Madrid, ahora en cambio no la hay, por eso creo que sobra el comentario.
    Saludos a tod@s y espero no molestar con los míos.

  2. Rubén

    Querida Ana,
    Te invito a que releas de nuevo el post de Verónica, porque me da la sensación de que no has captado el claro tono irónico y satírico que utiliza. No es que ella menosprecie Vallecas, teniendo en cuenta que ella vive allí, si no que se ríe (al igual que el estupendo corto que acompaña el artículo)de todos aquellos “modernos”, como a mi me gusta llamarlos, abanderados de lo alternativo y lo “hype”. Ya sabes, todos aquellos cuyo libro de cabecera es NYLON, leen a Kierkeegard, adoran a Hedi Slimane y se congregan una vez al año en el FIB para diferenciarse de las masas (aunque en secreto lean el Pronto y el Código da Vinci y compren en Zara como todo hijo de vecino).
    No hay que tomarse las cosas tan en serio 🙂
    Un saludo

  3. ana

    Pues viviendo en Vallecas parece mentira que menosprecie tanto al barrio que le ha acojido, seguro que de maravilla. No negaré nunca los problemas que hay en un barrio como Vallecas, pero la frase que dijo, por muy hecho real que sea, ha estado fuera de lugar.
    Soy de Vallecas de toda la vida, y nadie me va a explicar lo que fué Vallecas, lo que ha sido y lo que es. Sé que hay gente que se cree mejor por pertenecer a un barrio o a otro, pero con frases como “No queda bien decir que vivo en Vallecas, mejor en un ático en pleno Paseo de la Castellana. Soy de Móstoles, ufffff que horror!! ” no ayudamos a que eso desaparezca.
    Los prototipos son eso, prototipos, pero si seguimos alimentándolos nunca desaparecerán.

  4. Verónica del Valle

    Como bien dice Beatriz vivo en Vallecas y sé lo que puede molestar que se metan con tu entorno porque soy de Valladolid y aquí en Madrid no paran de decirme: ¿de Fachadolid? ¿hay mucho facha, no? Pero este post ni se metía con la gente de Vallecas, ni con la de Móstoles, ni con la de ningún sitio, simplemente ponía ejemplos sobre como la gente te puede juzgar por vivir en un lugar o llevar un estilo de ropa. Además, cuando escribes sueles hablar de lo que conoces, de lo que te rodea, de lo que has vivido. No hay que sacar las cosas de contexto ni darles más importancia de la que puedan tener.

  5. beatriz

    Ana,

    El post hace referencia a un testimonio real, Verónica vive en Vallecas aunque viene de fuera de la Comunidad de Madrid, concretamente de Valladolid. No es una metáfora. Se trata de un hecho real que le ha sucedido.

    Si eres de Vallecas de toda la vida, sabrás que en determinados círculos, la gente se cree mejor por pertenecer a un barrio o a otro.

    En una ocasión conocí a una estilista que vivía en un apartamento de 40 metros sin luz, pero que estaba en el Barrio de Salamanca. ¡Qué lástima! a lo que es capaz de llegar la gente por aparentar.

  6. ana

    Cada uno tiene que estar orgulloso de sus orígenes y ser conscientes de lo que fue y de lo que es cada sitio. Pero también debemos luchar para que esos prototipos se vayan olvidando y no se generalice cuando se habla de un sitio como se ha hecho en este post de Vallecas o Móstoles.
    Por supuesto que ha cambiado mucho Vallecas. No cambiaría por vivir en otro sitio, pero ayudemos a que siempre que se hable mal de un sitio, no salga Vallecas.

  7. Klorane

    Vallecas ahora está muy arreglado y con el ensanche ha cambiado mucho. Un saludo.

  8. beatriz

    Ana no te des de baja por eso. Sí, de Vallecas o de La Elipa y tan contentos.

    Ahora están cargando más contra San Blas por Belén Esteban y yo vivo entre San Blas y Canillejas, la mayoría de mis amigas del Beauty System me dicen directamente que no vivo en Madrid. ¡Qué horror! ¡Qué lejos! Estoy en el extraradio y vivo feliz.

    Adoro San Blas, Canillejas, Legazpi o Vallecas porque me gusta el carácter de barrio barrio, ya son pocos los que todavía quedan en Madrid.

    El primer astronauta español nació en San Blas y ha llegado a la Luna.

    Hay que tener en cuenta que no todo el mundo que vive en el Barrio de Salamanca tiene que identificarse con el del típico pijoterío y no todo el mundo que vive en Vallecas es igual. Cada uno es cada uno independientemente de la calle dónde viva. Aunque el barrio siempre marca, tanto como para ofenderte si se meten con él.

    ¡Viva Moratalaz!

  9. ana

    Lo que me fastidia de todo esto que yo, siendo de Vallecas, tenga que seguir viendo que siempre que se habla mal de algo saquen el barrio de Vallecas. Ha quedado demasiado “típico”, eso si que está fuera de moda. Y soy de Vallecas. Me doy de baja de estos posts.

  10. Mònica

    jajjajajjaaaj
    ¡buenísimo el vídeo! ¡qué estres por Dios! tener que estar siempre pendiente de la moda…y que triste, tener tan poca personalidad que debes hacer “toooodo” lo que te digan: vestirte como dicen, peinarte como dicen…etc
    Una cosa es aprovechar y comprar algo que resulta que te gusta de ese estilo (esté de moda o no)y otra ser una “victim fachion” ¿aún se dice así?
    yo, como todas, leo las revistas de moda, sigo el cine, música, etc de actualidad (independiente y/o comercial) pero no ligo mi vida a eso…
    quizás porqué tampoco me sobra el dinero…jeje

  11. Medela

    Totalmente de acuerdo. Yo soy de pueblo, Corral de Almaguer, y me encanta decirlo. Un saludo.

  12. Montu

    realmente no soy asi, nunca sigo a la moda, la moda la marco yo para mi, siempre y cuando yo este feliz con mi ropa y maquillaje la moda esta bien.

    eso si, no utilizo palabras inglesas ni nada de eso.. para qué? soy española, pese a quien le pese y encima andaluza, asi que flipad jaja

  13. myp

    ¡Me encanta este artículo!, que razón tienes Beatriz, cuanta tontería hay en el mundo. Por eso dejé de trabajar en un showroom de moda, y me adentré en el maravilloso mundo de la cosmética en el que la gente es bastante más normal y las personas con las me relaciono son de este mundo y no del que se crean ellos. Me espanta la tontería, y sobre todo lo que más odio son los aparentadores, que por cierto, cada día hay más desgraciadamente.
    Un beso y sigue así

Deja un comentarioViva la moda sin tendencias, ni prejuicios (repetimos)