Isabel Izaguirre Rimmel, una mujer que fue y va más allá de su tiempo

img175 copia

Cuando aún no era costumbre que las mujeres usarán pantalones ella ya los llevaba, incluso la multaron por ello (y por ir en Vespa); mientras sus paisanas hacían la comida, cosían o se dedicaban a quehaceres puramente femeninos ella se convertía, con 24 años, en la primera mujer española y la segunda europea en subir al Mont Blanc, se le adelantó una suiza por muy poco. También es una de las primeras damas que se deslizaron esquiando por las laderas del Guadarrama cuando Valdesquí era una quimera soñada por un ingeniero noruego desplazado al valle del Lozoya. Quizás por eso, recibió hace una década la Medalla al Mérito Deportivo, junto con un jovencísimo Dani Pedrosa de 14 años.

Isabel Izaguirre Rimmel o Maimón, como es conocida dentro del mundo de la montaña, sigue a sus 82 años encaramada a ella, con las mismas ganas y vitalidad con las que empezó una afición que se convirtió en un modo de vida, una pasión que sus hijos siguen practicando con mucha más mesura.

Nació en Gijón el 9 de octubre de 1927, de padre vasco y madre inglesa, pasó parte de su infancia entre los Montes de León, Guipúzcoa, donde comenzó su gusto por las grandes caminatas acompañando a la telegrafista a llevar los mensajes, y en la Bretaña (donde se guareció de la Guerra Civil española).

img171

Pero no es hasta su llegada a Madrid, con 17 años, cuando empieza a picarle el gusanillo del alpinismo. A finales de 1948, entra a formar parte del GAM, grupo de alta montaña de la Real Sociedad Española de Alpinismo de Peñalara, y de risco en risco, de monte a monte, cuerda en mano, se recorre gran parte de las cumbres españolas y parte de las europeas: Naranjo de Bulnes (primera asturiana en subirlo), la Galana, Torre de los Galayos, el Cervino…

img172

En la actualidad, pertenece al grupo de veteranos de este club de amantes de la montaña con los que se reúne cada jueves para charlar, preparar sus salidas o contar a los más ‘jóvenes’ (cuya edad ronda los 40 o 50) algunas de sus batallitas. Una gran familia unida por una misma pasión.

Biznieta del famoso creador de la máscara de pestañas, Eugène Rimmel; madre de una de las grandes profesionales del mundo de la belleza (he aquí donde se nota la debilidad de la que escribe por su madrina dentro de la profesión), Itziar Salcedo, (que le escondió la cuerda de escalada cuando cumplió los 66 por miedo a que su afición la dejara sin progenitora), y entrevistada por un blog dedicado a este mundo de potingues y otras variedades la pregunta era obligada: ¿qué es para usted la belleza? y la respuesta muy simpática ‘algo que me hubiera gustado tener y nunca tuve’.

Isabel nos cuenta que cuando empezó con el alpinismo alguien le dijo que si llegaba a vieja practicando este deporte tendría buena salud, buenos amigos y muy mal cutis.

img176 copia

Cinco son los consejos que nos da esta asturiana para llegar a su edad con la misma energía que ella y los de su generación de montañeros tienen: no beber, no fumar, no trasnochar, no comer en exceso y hacer ejercicio todos los días durante al menos una hora u hora y media. Así que ya sabéis menos metros, autobuses, coches… y más movimiento.

No se considera ninguna revolucionaria de su tiempo ni nada fuera de lo común ya que afirma que la región donde naces, el entorno donde te mueves, sus costumbres y la educación que te den es básica para definir tu estilo de vida, tus aficiones e incluso el rol que asumas en la sociedad.

Cree que sí ha cambiado algo el papel de la mujer al igual que el del hombre en el mundo actual, pero que tampoco hay que exagerar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

9 comentarios

  1. carlos gallego

    Núnca hubo sexos para la pasión …aunque siempre hubo
    alguien que así lo quiso.
    Enhorabuena.

  2. Diana

    Ayer conocí a esta mujer… qué energía!!
    Toda una lección para las que, después de leer este post, no podemos más que considerarnos unas “pisapraos”.
    Un abrazo de una forera de Foropicos.

  3. Itziartxu

    Me gusta mucho el artículo Bea. Pero sobre todo me gusta porque refleja a una persona valiente, luchadora, pero sencilla y normal. Las personas que quieren la montaña son así y suelen transmitir a los suyos los mismos valores, creo que Isabel ha hecho lo propio con los suyos….Un beso

  4. Rosa Ramos

    Si ya decía yo que la terremoto tenía algo congénito!! Bravo por mujeres así! (Hacen que una sienta que no dejará huella en la historia, que nuestros logros son pequeños comparados con sus cimas, y que nos queda tanto por aprender…)

  5. Sylvia Cabrera

    Por qué no me sorprende? Ya sé de donde viene ese espíritu indomable… Enhorabuena por “ser” de una madre así, Itziar! Un beso.

  6. Diana Albors

    Alucino!. Yo me sabía esta historia pero quizá mas plana.
    Sí recuerdo que se pasaba la vida encaramada a los montes.
    Siempre ha sido un referente en mi vida ya que es una figura materna más sólida que la de mi propia madre.
    A pesar de decir que nunca dispuso de belleza para mi siempre ha sido y es hermosa!.

    Un montónd de besos!

  7. Rosa Girona

    Ahora entiendo lo guerrera que es Itziar… me encanta la historia. Seguro que hay muchas más por contar. Espero leerlas pronto.
    Un beso Bea

  8. Solinis

    Pero qué grande! Ahora lo entiendo todo… De casta le viene al galgo.

  9. Andrea

    En la foto de Gredos se parece muchísimo a Itziar!

Deja un comentarioJade Luxury Thai Spa, lujo asiático instalado en Madrid