Trabajar puede ser nefasto para nuestra piel

julián-conejo-mirJPG

Cuando un catedrático lo dice tiene que ser verdad. Y es que esta semana el dermatólogo Julián Conejo-Mir, nos ha descubierto los riesgos que sufre nuestra piel dependiendo de nuestro tipo de trabajo. Por ejemplo los pilotos de avión son los que más cáncer de piel presentan de todas las profesiones.

Daño Solar

¿Por qué? Según nos cuenta el doctor, los rayos cósmicos inciden a 30.000 pies de altura (10 Km) a través del cristal y en la cabina en la que están pasan por completo. Esto a diario es un riesgo tremendo para la aparición de melanomas.

Las modelos, que supuestamente tienen que tener la piel mejor que nadie, tienen un alto riesgo de padecer enfermedades dermatológicas. Y no es por andar por la pasarela sino por los adelgazamientos en tiempo récord, el abuso de los secadores, el exceso de maquillaje y sobre todo el exceso de productos que les aplican. Vamos, que algunas llegan a la consulta sin maquillar y no se las reconoce. Según avanza la presentación llega la diapositiva de las dependientas. Inmediatamente pienso “por favor, pero si sólo atienden a la gente y doblan camisas”. Pues ahí está el kit de la cuestión. Las prendas con colores fuertes como el naranja, el azul oscuro, los añiles, el negro ó el cuero llevan compuestos como el cromo que es muy irritativo.

trabajo piel

¿Los peluqueros? Fatal, porque claro el contacto con los tintes, los acondicionadores y demás productos les pueden provocar una reacción alérgica que al desarrollarse la tienen de por vida. Pero es que ni los funcionarios se salvan, con la fama de vagos que tienen, ¿qué puede pasarles delante de un ordenador? Muy sencillo, trabajar en edificios inteligentes en los que, debido al aire acondicionado central y automático, hay poquísima humedad en el aire. A ello puede unirse la llamada “lipoatrofia semicircular” que se presenta como si se hubiera marcado una costura de unas medias a mitad de los muslos. ¿Cómo se origina? Presionando la parte superior de los muslos contra el tablón de la mesa, un gesto muy habitual.

¿Os ha ocurrido que al cambiar de trabajo vuestra piel se ha resentido?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. lucia

    si a mi también me hacen mucha gracia los chites de azatas de vuelo,JAJAJAJAJAJAJA

  2. guadalupana

    JAJAJAJAJAJA pues a mi me ha hecho mucha risa lo de los funcionarios ¡¡ y además es verdad ¡¡¡
    y bueno lo de los pilotos no tanto por que he sido azafata de vuelo muchos años y la verdad que hay vuelos de los que salia seca como una mojama y con la piel espantosa ¡

  3. BlackPearl

    Nerea, no te enfades. Yo no soy funcionaria y tengo previsto prepararme unas oposiciones. En cuanto al tema del funcionariado pues hay de todo. Yo misma me he encontrado con gente muy competente y con otros en cambio… mejor no comentar. Tengo una conocida que se sacó la plaza de maestra de educación infantil y hay veces que me planteo si cobra por trabajar o por petarme el correo con presentaciones de powerpoint.

    Bueno, que no me lío más. No te sientas culpable por ser funcionaria y por tener sueldo fijo. Me imagino que antes de serlo estudiarías como una loca y lo pasarías fatal antes de sacarte la oposición. Defiende tu puesto de trabajo y pasa de la gente.

  4. nerea

    ni los funcionarios se salvan, con la fama de vagos que tienen, ¿qué puede pasarles delante de un ordenador?

    Comentario verdaderamente desafortunado. Soy funcionaria del Gobierno Vasco.Me levanto todos los días a las 6:00 de la manaña para ir de Bilbao(donde vivo) a Vitoria,(donde trabajo). Y estoy encerrada en una oficina de 8:00 a 17:00 todos los días con media hora para comer. Te puedo asegurar que tengo muchísimo trabajo, sufro de dolores de espalda, sequedad en la piel, etc. Y sobre todo estoy harta, pero muy harta de la fama de VAGOS, y de los comentarios como el tuyo.
    saludos.

  5. BlackPearl

    No me sorprende los pasteleros y panaderos pueden desarrollar alergía a la harina. Yo misma sufrí una reacción alérgica al tomate en la piel cuando tenía 21 años.

    Por cierto, lo de los pasteleros no es broma, aunque en un principio lo pueda parecer.

Deja un comentarioAlimentos no transgénicos, manifestación ecologista en Madrid