La mafia médica, las enfermedades desde otro punto de vista

Ghislaine Lactot, médico del y autora del libro “La mafia médica” denuncia y cuestiona el sistema medico actual. Ella fue médico y ahora se dedica a interpretar la enfermedad desde otro punto de vista.

webill

Entiende la enfermedad como algo que uno mismo provoca y de la que se es responsable. La diferencia estriba en la actitud con la que se afronta. Puedes ser una víctima, ¡pobrecito de mi que malito estoy! o puedes verlo como ¡ultimamente me he maltratado un poco, necesito descanso y meditar sobre la situación que me ha llevado a esto!
Tu enfermedad viene de ti, no de fuera, es un regalo que tu te haces para encontrarte contigo mismo. Refleja una desarmonía interior, en tu alma, es una ocasión para hacer las paces con uno mismo.
La medicina actual ha olvidado la salud, es una medicina de enfermedad y muerte, no de salud y vida. En la antigua China el médico chino era despedido si su paciente enfermaba, lo que se buscaba era mantener la salud.

La medicina del futuro pasa por los tratamientos alternativos, homeopatía, acupuntura,fitoterapia, yoga, meditación etc. son más baratas y menos peligrosas. La gente vive olvidando su alma, el cuerpo es el reflejo material de tu alma. Si uno es capaz de reencontrarse con ella, de pacificarla, puede ser capaz de vencer cualquier tipo de enfermedad. Dicho sea de paso ésto no es nada sencillo de conseguir y en una sociedad como la nuestra aún menos.
La receta que propone es alimentar la fe en uno mismo, esto fortalece el sistema inmunitario. Eliminar el miedo, evitar la sumisión a la enfermedad, pues mina las defensas,y sobre todo estar en paz con uno mismo. La medicina actual sería el último recurso y sólo en caso extremo.
La medicina actual mata moscas a martillazos y no siempre muere la mosca, aunque eso si siempre rompemos la mesa de cristal (dañinos efectos secundarios). Un ejemplo de todo esto son las vacunas, por poner un ejemplo la vacuna  de la hepatitis B que se fabrica con células ováricas de hamster cancerizadas para multiplicarlas en un suero de ternera estabilizado con aluminio.

La_mafia_medica_1[1]

La industria médica atenta contra nuestra salud, vive de que estemos enfermos. Los medicamentos se fabrican pensando en un beneficio industrial y económico y no en la salud.
Si la enfermedad te visita, acógela, haz las paces con ella, no salgas corriendo en busca de un salvador (médico), el salvador eres Tú.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. NAYELI

    Y COMO SABEN QUE EL SIDA NO FUE UNA ENFERMEDAD CREADA POR EL HOMBRE,TENIENDO DE ANTEMANO LA VACUNA SOLO ESPERANDO EL MOMENTO JUSTO PARA SER PUESTO A LA VENTA POR UNA CUANTIOSA SUMA; DE LA MISMA MANERA EN QUE SE HIZO CON EL VIRUS DE LA SUPUESTA INFLUENZA, EN QUE CURIOSAMENTE UNA SOLA FARMACEUTICA RESULTO BENEFICIADA, Y LA CUAL AHORA DISFURATA DE SUS CUANTIOSAS GANANCIAS.
    BUENO DE CUALQUIER MANERA CREO QUE SIEMPRE NOS QUEDARA EL BENEFICIO DE LA DUDA, SI ES QUE HAY UN BENEFICIO EN ELLO……………

  2. Mateo Arbildo Gómez

    Sí, esto es verdad la enfermedad,es el menos precio de nosotros mismos,porque comemos y debemos alimentos mal sanos,es decir estamos dominados por los hábitos alimentarios,y no tomamos en cuenta de consumir alimentos saludables;ejemplo la alimentación vegetariana,a base de cereales, legumbres,verduras frutas;etc.

  3. Isa

    Eso cuéntaselo a una persona a la que le hayan hecho un transplante, o a alguien que haya superado un cancer, o, como dice Mismamente, a uno de esos miles de niños que cada día mueren en países subdesarrollados por no tener las medicinas básicas de las que disponemos en el primer mundo, niños y no tan niños. O a los enfermos de sida que hace unos años la habrían palmado sin remedio y que ahora pueden prolongar su vida y su calidad de vida como hace años no habrían imaginado. Hablas de lo que se aprovecha la industria, y bien, ¿cuánta gente hay que se aprovecha de la ignorancia de pobres personas desesperadas que ya no saben a qué agarrarse? ¿Cuántos supuestos sanadores, curanderos, chamanes, etc. hay por ahí sueltos riéndose de pobre gente de bien, sacándoles los cuartos y aprovechándose de la desgracia ajena? Una persona cercana a mi familia sufre una enfermedad que le ha impedido el desarrollo óseo y muscular, y ni se mueve ni siente ni padece en la mayor parte del cuerpo. Es de cultura general que las neuronas son de las pocas células que no se regeneran, una vez mueren, perdidas están. Pues bien, la madre de esta persona se ha recorrido toda España y parte de paises vecinos de curandero en curandero que prometía y prometía, dejándose en ello la fe, la esperanza y el dinero, evidentemente sin ver resultados. Ahora vete tú y dile a la cría que “esté en paz consigo misma” para curarse. La medicina alternativa puede ser una opción según que casos, pero no digamos barbaridades por decir, que hay quien se merece que le manden sin un duro de una patada a un país del tercer mundo a “reencontrarse con su alma”. Por cierto, esta señora habrá donado los beneficios de su libro a alguna ONG o algo, ¿no? Digo, como lo ha escrto por amor a la humanidad y no por afán de lucro…

  4. Mismamente

    Cuidadito con lo que se dice, lo mínimo es estar debidamente informado. La medicina alopática mata como dices, pero gracias a ella es que tú y yo y nuestros vecinos, tenemos una esperanza de vida de más de 80 años y con una calidad de vida más que aceptable (sobre todo si la comparamos con épocas anteriores). Contraponer esta medicina con la “alternativa” basándonos en los supuestos beneficios de una industria es algo tan absolutamente simple que da pena.
    Es muy peligroso que alguien ponga en duda la eficacia de las vacunas, que son las que mantienen a raya numerosas enfermedades contagiosas, que aún hoy en día siguen matando a muchos niños donde no se les ponen y no veo yo que donde sí se ponen (o deberían ponerse) mueran niños por esta causa. A lo mejor estos niños que mueren actualmente por el sarampión no tienen autoestima o no saben enfrentarse a la enfermedad (¿te parece serio?)

  5. Angela

    Muy bonito y además muy justo

    Y todos tenemos experiencias propias o ajenas, que lo confirman

    ¡Enhorabuena, Abel!!!

Deja un comentarioSoluciones contra el sudor, antes el humo del tabaco disimulaba un poco el olor