Shantala, el masaje infantil de los bebés

Hace años que practico el masaje, durante un tiempo de manera profesional y en mi afán por conocer nuevos estilos, nuevas formas de crecer me hablaron del Shantala . No había tenido ningún contacto hasta entonces con esta maravillosa experiencia. Hice un curso de 4 días de duración a través de A.E.M.I. (Asociación Española de Masaje Infantil) y me pareció que era algo que todos los padres deberían conocer. No se precisa una habilidad o un talento especial, es algo natural, es una forma de que los bebés nos digan mucho sobre ellos y de aprender a tocarlos.

masaje-1

El tacto es imprescindible para un bebé, casi tanto como el alimento, coger en brazos a un bebé es uno de los factores más importantes para su desarrollo mental y social. El masaje infantil es un arte antiguo que conecta a los padres con su bebé y que les ayuda a comprender su lenguaje no verbal y a responder con amor y una escucha respetuosa. Al ser tocado con respeto y cariño,  el bebé aprende a reconocer este tipo de contacto. Es muy importante que los masajes sean dados tanto por la madre como por el padre, el bebé los diferencia perfectamente y crea vínculos con cada forma de percibir el masaje.

 

Los beneficios que se obtienen del masaje son muchos :
– en niños prematuros hay un significativo aumento de peso.
– mejora del desarrollo neurológico, madura antes.
refuerza las funciones respiratoria y circulatoria.
mejora el sistema gástrico, ayudando y disminuyendo los cólicos.
– mejora del sistema inmune, aumentando sus defensas.
relaja frente al estrés de enfrentarse cada día a cosas nuevas.
– ayuda a que tenga un sueño más tranquilo.
– permite crear unos lazos con sus padres que serán muy difíciles de romper.
El masaje se puede empezar a dar desde el primer mes, siempre que el bebé nos los permita, es importante que el nos de su “permiso”, que el se familiarice con la palabra masaje, con el olor del aceite, que en pocos días reconozca y asocie todo lo que conlleva el ritual que se va a producir. Lo ideal es empezar a partir del primer-segundo mes hasta el año, más que nada porque luego los estimulos que encuentran no les permiten estar quietos. Conviene utilizar aceites suaves y buscar un momento relajado, después del baño suele ser el idóneo.
Los pasos a seguir :
1º.- comenzar por las piernas y los pies (vaciado hindú, compresión y torsión de piernas y pies, estimulación del pie,  relajar las nalgas, integración)
2º.- continuar con el vientre (rueda hidraúlica, pulgares a los lados, sol y luna, U invertida, pasitos, abrir un libro, mariposa)
3º.- seguir con los brazos y manos (axilas, vaciado hindú, compresión y torsión, rodamientos, estimulación manos, relajación)
4º.- vamos con la cara (abrir un libro, relaja los ojos, mejillas, sonrisas, orejas y cuello)
5º.- la espalda ( movimientos de vaivén, barridos, círculos y peinados)
6º.- estiramientos suaves (brazos, piernas y bicicleta)

Todos los pasos que aparecen tiene nombres de las figuras que se realizan que en muchos casos son orientativos de lo que representan. Si estais interesados y quereis saber más del tema hay un libro muy interesante llamado “Masaje Infantil” escrito por Vimala Schneider, la pionera de este tipo de masaje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Pingback: Los beneficios de un buen masaje, también en los ojos | bellezapura.com

Deja un comentarioOlay presenta Olay Professional, su nueva línea para reducir arrugas