Spring Flower, el último perfume artesanal de la casa Creed

OK-CREED_20Paris_20Boutique_20Exterior_op_433x600

En una época en que la industria de la perfumería está dominada por las grandes multinacionales y los productos son anunciados por famosas y celebridades de amplio espectro, da gusto ver que todavía existen pequeñas firmas de tradición familiar que se dedican a realizar perfumes originales y de alta calidad en pequeñas ediciones.

En el distrito 8 de París, hay una tienda que casi pasa desapercibida. Es , uno de los secretos mejor guardados en el mundo de la perfumería. La firma es conocida sólo por unos pocos iniciados en el lujo de lo muy exclusivo. La historia es curiosa y se remonta al año 1760 cuando James Henry Creed abrió su primera tienda en Londres. Su fama creció como la espuma al ser designado Proveedor de la Casa Real, vaya la persona que le hacía los perfumes a la mismísima reina Victoria de Inglaterra. Para ellas y otras reinas creó perfumes únicos, unas pequeñas obras de arte adpatadas al gusto personal de cada una de ellas. La firma estuvo en Gran Bretañas durante casi un siglo y en 1854 se mudaron a París ya que la emperatriz Eugenia adoraba sus fragancias. Hoy en día tienen sólo tres tiendas en el mundo: en la Avenue Pierre, 38 de la capital francesa, en 794 Madison Avenue con la 67 th, de Nueva York y en el Dubai Mall.


OK-creed-spring-flower-75-ml

Desde entonces, la familia Creed ha producido 200 perfumes originales todos hechos a mano. Las fórmulas están trituradas, mezcladas, maceradas y filtradas a mano siguiendo la tradición artesanal del fundador James Henry Creed. Estos conocimientos han ido pasando de padres a hijos durante siete generaciones. El proceso es muy caro por eso, y para abaratar los costes, la mayoría de las grandes firmas lo han abandonado. Hoy en día es Erwin Creed el que sigue la tradición perfumera de calidad de su familia, aunque su padre, Olivier Creed sigue siendo el ‘Créateur parfumeur’ de la casa.

Spring Flower es su nueva creación. “Este nuevo perfume es un himno a la primavera, una oda eterna a la feminidad”, así describe Olivier Creed esta nueva fórmula que es como una explosión de frutas: melocotón, albaricoque, manzana y melón. Mientras que el corazón es un bouquet de rosas y jazmines sobre un ligero fondo de musgo.

Ok-peque-creed-spring-flower-30-ml

Como te podrás imaginar, un producto así de exclusivo no puede ser barato. Su precio es de 163,30 euros y está a la venta sólo en las mejores perfumerías.

Y sólo por curiosidad te daré nombres de algunas de las personas que utilizaban fragancias Creed: Napoleón, Jackie Kennedy, Aristóteles Onassis, los duques de Windsor, Eva Perón, Winston Churchill, la emperatriz Sissi de Austria

Periodista, Blogger & Social Media Manager. Especializada en lifestyle, viajes, lujo y wellness.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Pingback: Desesperada» » Estas navidades sé un poco más original y regala cofres de Belleza.

Deja un comentarioMissing Johnny, la firma española de moda femenina ya tiene tienda online