Enfermedad del tabaco: EPOC, el enemigo silencioso de los pulmones

Recuerdo un compañero de trabajo que siempre que lo veía llevaba un cigarro en la comisura de los labios, daba igual la hora que fuese. Su voz era ronca, los dientes amarillentos y su aliento olía a que tiraba para atrás. Todos intuíamos que más pronto o más tarde le pasaría factura y así fué. Estuvo ingresado y el médico le dijo que tenía que dejar de fumar. Durante un mes o mes y medio lo cumplió a rajatabla, pero cuando se empezó a encontrar mejor poco a poco volvió a sus antiguos hábitos. El susto que se llevó le hizo frenar en su carrera, pero al más mínimo indicio de recuperación volvió al sendero que tenía marcado. Padecía de una llamada EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), tras dos nuevos avisos, no hubo nada que hacer. La EPOC es mucho más peligrosa de lo que imaginamos porque viene asociada a una conducta adictiva muy difícil de erradicar, el tabaquismo.

epoc-1

Recientemente se han reunido unos 150 expertos en la VI reunión de EPOC organizada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Los datos que manejan son realmente alarmantes y el perfil del paciente de EPOC en España parece estar bastante definido, varón mayor de 40 años y fumador o exfumador. El porcentaje de enfermos de entre 40 y 80 años ronda el 10% sin contar con los que aún no han sido diagnosticados. Si no se reducen los riesgos, las muertes por EPOC podrían aumentar hasta un 30% en 10 años.Y todo esto a pesar de que España es uno de los paises punteros en la investigación contra esta enfermedad.
Cada vez es mayor el número de mujeres que padecen este problema, la razón es simple, ha aumentado el número de mujeres que padecen el hábito de fumar, causa principal aunque no la única responsable de la EPOC. Además del humo también influyen la contaminación presente en el aire y la exposición laboral a polvos y productos químicos. Otra característica es que suele asociarse a otras patologías a las que empeora el pronóstico. Suele estar muy relacionado con las cardiovasculares.

epoc-2

La EPOC podríamos definirla como una enfermedad que causa dificultades para respirar y que se manifiesta en dos formas principalmente, una sería como BRONQUITIS en la que los bronquios se inflaman reduciendo el flujo de aire que entra y sale de los pulmones además de producirse un exceso de mucosidad que obstruye las vías respiratorias. La otra manifestación sería como ENFISEMA, problema en el que los alvéolos pulmonares se dilatan de forma excesiva provocando un colapso en las vías respiratorias.
Es posible que un gran número de personas puedan verse reflejadas en los síntomas de la EPOC, y no tengan conciencia de padecerla, si estos no te son desconocidos sería conveniente que te hicieras una revisión. Con una espirometría y una placa de torax sería suficiente para una primera exploración.

epoc-3

Los síntomas principales en la fase 1 son:

Tos que produce gran cantidad de mucosidad (esputos).
Dificultad para respirar, falta de aliento y respiración sibilante.
– Sensación de agotamiento o cansancio tras realizar tareas cotidianas.
Dificultad para dormir porque se despierta tosiendo o con sensación de falta de aliento.

En una fase más avanzada los síntomas serían:

Cianosis o coloración ligeramente azulada de los labios y dedos de manos y pies.
Edema o retención de líquidos sobre todo en piernas y pies.
Adelgazamiento importante.
– Dolor de cabeza al despertarse por la mañana.
Falta de aliento constante que te impide realizar cualquier tipo de actividad.

La EPOC no tiene cura, pero si podemos aliviar los síntomas con un tratamiento adecuado, pero lo que si ayudaría sería dejar hábitos nocivos como el tabaco, mantener una alimentación equilibrada, evitar zonas con exceso de contaminación y climas que nos perjudiquen y no estaría mal aprender técnicas de respiración que también nos ayudarían a relajarnos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Jose Antº

    Me han hablado en cierto hospital de Malaga del lavado bronquial o alveolar, en nuestro caso, y aunque tan solo fuese el resultado el aliviar en cierto grado, ¿ayudaria en cierto grado a aliviar la obstruccion? Ojala con una serie de sesiones se pudiese desobstruir. un saludo y gracias por la informacion.

Deja un comentario15 M y la revolución de los blogs