Cerebros con corazón, la mente y la nueva mentalidad de la ciencia frente a la psiconeuroinmunobiología. Creer es poder, el cóctel perfecto del ser humano

Hasta ahora era cosa de iluminados, meditadores y sabios; ahora también lo dice la ciencia, nuestros pensamientos son los que en gran medida han creado y crean constantemente nuestro mundo. Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del

mente-1

. En él somos capaces de valorar alternativas y estrategias para solucionar problemas, tomar decisiones y reinventar nuestro futuro. Pues resulta que ese cerebro que conocemos esta tremendamente influido por nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el quiere sentir, la se lo acaba mostrando.
Todo esto que yo suscribo en su totalidad es parte de una entrevista realizada al Dr. Mario Alonso Puig, Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

mente-2
El Dr. Alonso habla de una ciencia que estudia la conexión entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Algo que desafía lo tradicional y que se conoce como Psiconeuroinmunobiología. Según éste doctor, el pensamiento y la palabra son una forma de energía vital con capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) para interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos. Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El estrés produce cambios sorprendentes en el cerebro y en las

mente-3

hormonas. Puede lesionar neuronas relacionadas con el aprendizaje y la memoria y afecta a nuestra capacidad intelectual ya que deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.
Cuando nos veamos atrapados por estos pensamientos el Dr. Alonso nos propone una opción, llevar la atención a la respiración abdominal, eso que muchas veces hacemos de manera instintiva cuando algo nos preocupa, respirar despacio y exageradamente. No es una tontería esta forma de respiración tiene la capacidad de producir cambios a nivel cerebral, favoreciendo la secreción de endorfina y serotonina y regulando el ritmo de ambos hemisferios.

mente-4

Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretación de ésta.
Santiago Ramón y Cajal
dijo un frase muy potente para la época y que se pensó era metafórica, hoy se sabe que era literal: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”.
Según como nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, cambiando nuestra percepción y haciendo que no veamos el mundo como es, si no como somos. La palabra es capaz de activar resortes en la amígdala capaces de transformar las hormonas y los procesos mentales. La percepción va más allá de la razón. Según un estudio de Albert Merhabian en la Universidad de UCLA, el 93% del impacto de una conversación va por debajo de la conciencia.
Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos fisicamente nuestro cerebro, el mayor potencial es nuestra conciencia. Si nos aceptamos por lo que somos y no somos podemos cambiar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Mateo Arbildo Gómez

    Sí,y con la mayor certeza,el cerebro del hombre es muy maravilloso e indescriptible en su cabalidad;esto debido a que DIOS EL CREADOR DEL UNIVERSO TAMBIÉN ES EL AUTOR DE LA EXISTENCIA DEL HOMBRE,y somos perfectos en creación,maravillosos,porque somos creados conforme a la imagen y semejanza del mismo DIOS; ESTO LO INDICA EN LA SANTA BIBLIA,en Génesis 1:27,28 ;así que DIOS bendiga al hombre y a nuestros cerebros en general.

Deja un comentarioSandía, la reina del verano, te quita la sed de día y te anima la noche.