La modelo Eugenia Silva mide sus arrugas con el medidor antiarrugas Ultra Lift de Garnier, un recurso de mal gusto para medir la eficacia de su fórmula

web-EUGENIA-SILVA-ULTRA-LIF

Eugenia es una de nuestros modelos más internacionales y desde el principio ha tenido cualidades para destacar, es una maniquíe profesional. Para estar perfecta  cuida su maravillosa piel en el salón de Carmen Navarro, la más zen de todas las esteticistas, doy fe de ello. Y además de esteticista compartimos peluquero, David Lorente, una de las mejores tijeras de la capital. La guapa y poco alabada top madrileña se eleva por encima del bien y el mal con una campaña para medir las arrugas en la que parece que le han puesto más arrugas con Photoshop. ¿Qué edad tiene Eugenia?  ¿Es esa una edad para empezarse a medir las arrugas? Sinceramente, me parece que no. ¿O es sólo por ver cómo funciona este nuevo tratamiento antiarrugas?

En palabras de Eugenia Silva : “Cuando me contó el proyecto de Ultralift, su tratamiento antiarrugas con Pro-retinol de origen natural, que incorpora ahora un medidor con el que las mujeres podemos comprobar por nosotras mismas la disminución de nuestras arrugas con el uso del producto, me entusiasmó la idea. En un mundo en que el a veces estamos hartas de promesas inalcanzables, para mí es realmente un honor poder prescribir una marca que habla con tanta honestidad a la mujer.”

La publicidad manda en los modelos, pero a veces emite mensajes que pueden dañar la sensibilidad de las personas que hemos sobrepasado los 45 y ya hemos visto demasiados anuncios de cremas antiarrugas y antiedad en los que se nos pide que luchemos contra el proceso de envejecimiento natural y el fenómeno biológico de cumplir años y tener arrugas. Yo de momento no voy a llegar al extremo de medirme las arrugas, como mucho el tono de blanco de mis dientes y porque me he hecho un blanqueamiento en la Clínica Rosales, por supuesto con el Dr. Augusto Morillo al que va todo el mundo del arte y los amantes de una brillante sonrisa.

MEDIDOR ULTRA-LIFT

¡Por Dios, medirse las arrugas es el primer paso para obsesionarse con ellas!. Igual que la báscula es el arma de tortura de la bulimia y la anorexia, dos problemas que con la operación biquini y en plena temporada para las dietas milagro suponen un horror para los denostados michelines. ¿Cuántas adolescentes tendrán que ir a urgencias psiquiátricas por no saber ya quienes son y quienes fueron frente al espejo? ¿Un esqueleto andante o una chica normal tirando a rellenita? Estoy un pelín harta de tanta operación bikini y de la cantidad de dietas absurdas e insanas que se practican y promueven con cierta inocencia y gran desconocimiento sobre sus consecuencias. ¿Qué dieta estás haciendo? ¿A qué serie te has enganchado últimamente?

Ahora a partir de los 30 puedes empezar a pensar cada vez más en tus arrugas y medir la eficacia de tu crema cada mañana con una regla, después de pesarte y ver que has subido 500 gramos. Me parece que tampoco hace falta llegar al extremo de proponer medirnos las arrugas como medirnos la celulitis, los kilos de más, las pestañas de menos.

No sé si el calor me está alterando mis neuronas o por el contrario me hace verlo todo más claro y radiante, la cosmética sólo gira alrededor de problemas estéticos o supuestos problemas que se nos van generando sin otra necesidad que la puramente comercial. Y con tanto paro, puede ser una bella manera de dar trabajo en algún sector. Pero hay que tomarse la vida con tranquilidad sin crear adicciones exageradas, ni siquiera cosméticas porque el asunto no es meramente de coquetería. Fuera obsesiones. Mi mensaje postitivo sería una crema para cuidar tu piel y mantener un buen aspecto. Creo que la arruga está sobrevalorada con tanta campaña antiarrugas de expresión, arrugas profundas, pequeñas líneas del entrecejo, patas de gallo, código de barras bordeando el labio superior, rictus, anillos de Venus en el cuello. Y si te has encontrado alguna más compártela con nosotras.

UltraLift con SPF 15 Día con Retinol. Precio: 12,40 euros. Fórmula de buena calidad a buen precio, pero con un enfoque erróneo. Los creativos de marketing aparte de proteger la piel del sol y suavizar la piel podían tener más tacto a la hora de enfocar la argumentación de sus camapañas.

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Beatriz Peña

    Hola Angeles,

    Estoy completamente de acuerdo en que nos podemos cuidar mucho y estar bien con nosotras mismas. Lo que me parece mal es la forma de enfocar los cuidados. Es normal tener arrugas, pero si empezamos a medirlas y ver si funciona o no el producto, rapidamente podemos encontrarnos mal con nosotras mismas porque veremos que las arrugas siguen ahí y empezar a obsesionarnos con ellas. Las obsesiones no son buenas, cuidarse sí, pero sin llegar a obsesionarnos ni con las arrugas ni con los kilos. No podemos ser tan exigentes con nosotras mismas y tampoco con una crema.
    Si las a tu abuela el medidor de arrugas, ella te dará su opinión y lo comprenderás al instante.

    UN abrazo.

    Por curiosidad, qué edad tienes?????

  2. angeles

    Pues a mi sinceramente no me parece tan mal pues si se quiere se utiliza y si no, no. Una puede estar bien consigo misma y cuidarse bastante, yo creo que no tiene nada que ver una cosa con la otra.

  3. BlackPearl

    xDD A mí también me dejó loca el tema del medidor de arrugas. Con los medios (tiempo y dinero) de los que dispone Eugenia ya puede tener la piel decente y más siendo modelo. Tengo 32 y estoy luchando contra la crisis de los 30 y si me descuido se me va a juntar con la de los 40. Mejor que no vea esta publicidad mi abuela de 87 primaveras o mi tía que este año cumple 94 (creo que tiene las mismas arrugas que cuando yo tenía 5 años).

  4. Beralia

    G E N I A L !!!! Me encanta !!

    Yo tengo un post reciente sobre el uso de la crema hidratante, sobre el acto de cuidarse más allá de para estar bella, para proteger la piel. Obviamente, encontrarse bien con uno mismo es el objetivo principal de cualquier producto estético, pero me parece fantástico tu post y sobre todo, horrible y fuera de contexto que GArnier:

    1- Utilice una modelo como Eugenia Silva, que ni va con el target ” lift” ni presenta un aspecto que denote cierta cantidad de arrugas ni descolgamientos.

    2- El medidor de arrugas. Medidor?? 1 está bien y tres son tremendas???

    3- Las arrugas de la vida denotan lo vivido, la experienciay la sabiduría. Por qué luchar contra ellas???

    Por eso, por culpa de este tipo de mensajes y campañas, el consumidor está cada vez menos receptivo a los mensajes de las compañías cosméticas y busca, cada vez, la solución farmacéutica, el producto “CUIDADO” , estudiado, salubre (posicionado como salud) y alquímico.

    Buen post Beatriz!

Deja un comentarioAntes de tomar el sol, prepara tu piel