Masaje tradicional tailandés. Wat Po, en Bangkok, es el mejor lugar donde recibirlo

templo

En Bangkok, en cualquier esquina hay un centro donde te ofrecen un . Hay de todo tipo, la verdad, unos sitios con aspecto de spa de lujo o pequeños tugurios para aliviar el dolor de piés de los jóvenes mochileros.  Así es que cuando surgió la posibilidad de hacerme un masaje tradicional tailandés, fruncí el ceño pensando que me estaban ofreciendo el típico timo para turistas. Ya sabes, de esos lugares que te pasan un poquito la manito por la espalda y ya está. Pero, muy serio, Somsack, mi guía, me aseguró que me llevaría a Wat Po, un templo budista, sede de la primera universidad abierta de Tailandia y una escuela de medicina tradicional y masaje, con la aprobación del ministerio de educación tailandés. “Es el centro más antiguo del país. Un sitio serio”, me aseguró.

Buddha

No me podía negar así es que pusimos rumbo al barrio del Palacio Real. Muy cerca se levantaba Wat Phra Chetuphon, o Wat Po, también conocido como el Templo del Buda Reclinado. La imagen del inmenso Buda, de más de 46 metros de largo, es realmente impresionante. Después de hacer la visita de rigor, dentro del recinto se encuentra algo escondido este centro de enseñanaza de la medicina tradicional. El lugar tiene mucha fama y aquí vienen estudiantes de todas partes del mundo para aprender las técnicas ancestrales de este tipo de masaje. Pero no te imagines algo de lujo ya que es el sitio menos sofisticado del mundo, pero todos los terapeutas que están ahí son realmente maestros titulados en la materia.

entrada

Primero de todo te dan una especie de uniforme, de esos como para hacer kárate, sueltecillo y de algodón y te lo pones encima de tu propia ropa. Te pasan a una sala sin demasiada intimidad, así es que si eres algo tímida la verdad es que te costará un poco pero no te desanimes. Tienes que tener en cuenta que en Tailandia el masaje ha estado siempre considerado como una práctica espiritual y por eso se enseñaba en los templos. Los masajistas están por eso superconcentrados en su arte; es casi como si estuvieran meditando.

dentro

Este tipo de masaje es una terapia corporal profunda que ayuda a restablecer nuestra energía vital. Las técnicas utilizadas son presiones y estiramientos. Las presiones se realizan con los dedos, con las manos, los pies, los codos o con las rodillas y siguen las líneas energéticas del cuerpo. Los estiramientos nos permiten recuperar flexibilidad y alcanzar una relajación profunda.

El fundamento teórico del masaje tailandés se basa (como el shiatsu o la acupuntura) en el concepto de líneas invisibles de energía que discurren a lo largo de nuestro cuerpo. La masajista amasa esos puntos energéticos para relajarme no sólo los músculos sino también la mente. La presión era fuerte, como a mi me gusta. Eso no quiere decir que fuera desagradable, sino que sabía cuanta presión ejercer en cada lugar o momento. Luego me estiraba la pierna o el brazo en un afán de descontracturarme la columna y darme un poco más de flexibilidad.

ok

Después de una hora ya estaba lista para cualquier cosa. Me dejó como nueva. Es algo que realmente te recomiendo si vienes a Bangkok. ¿El precio? Superasequible. Eso sí, no vengas a Wat Po esperando lujos o buscando el típico masaje relajante sueco. Esto es totalmente diferente, pero te aseguro que una vez que lo has probado te vuelves una adicta.

Thai massage. Precio: 260 baths/ 30 minutos= 6 euros y 420 baths/ 60 minutos/ 9,70 eruos.

Dirección: Wat Po. Phra Borom Maha Ratchawang, Phra Nakhon, Bangkok. Tailandia. www.watpomassage.com

si

Periodista, Blogger & Social Media Manager. Especializada en lifestyle, viajes, lujo y wellness.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Pingback: Rejuvenecimiento facial: fitness para los músculos de la cara | bellezapura.com

  2. Gloria Zorrilla

    En el sistema educativo, Lola y en la Seguridad Social…

  3. Redacción

    Muy cierto, Lola.

    Doy fe absolutamente de las bondades de los masajes tailandés que he probado en el recién abierto spa Pañpuri, tengo un post pendiente donde ya os contaré las mil y una maravillas de este centro.

  4. Lola G.

    Sensacional experiencia

    En Madrid acaban de abrir el Pañpuri que es otro Templo de la Salud y el bienestar

    Si me dieran bola yo pondría el arte de tocar (masaje) en el sistema educativo, querida Gloria

Deja un comentarioAceites al pelo, tratamientos capilares de moda para cabellos deshidratados por el verano verano