StepGym, un nuevo calzado "milagroso", desembarca en España

Lisa Lyon por Robert Mapplethorpe

Lisa Lyon por Robert Mapplethorpe

El cuerpo y su volumen, sus texturas, sus mimbres, su apariencia. Cada día, nos esforzamos por mantenerlo grato a nuestros ojos y/o a los de los demás, y para ello invertimos energía, tiempo y dinero.

Las marcas lo saben y cada cierto tiempo nos ofrecen un producto que promete ayudarnos en nuestro empeño. ¡Tarea complicada!
El consumidor sólo tiene que estar receptivo, buscar, cribar y finalmente, rascarse el bolsillo.

El “milagroso” no es una novedad en nuestro país. Existen diversos modelos en el mercado que transitan por las estanterías de las tiendas con mejor o peor suerte. De su éxito dependen varios factores. El principal: que cumpla lo que promete.

Esta mañana he asistido a la presentación del calzado StepGym, que planta bandera en España tras haber conquistado otras plazas foráneas, principalmente americanas.

s_MLM_v_F_f_64178271_5495

Lo primero que llama la atención a simple vista es su suela curva, como un balancín. Este diseño patentado produce la activación de músculos que normalmente no trabajan, generando una suerte de inestabilidad –la sensación se asemeja a la de caminar sobre la arena- que obliga a que los músculos se contraigan más de lo habitual con el fin de recuperar el equilibrio al andar. Este sobreesfuerzo obliga al cuerpo a quemar calorías –con lo que se produce una pérdida de peso si no se ingieren más para compensar-, de paso que se tonifican músculos de las piernas –glúteos, isquiotibiales y gemelos principalmente- y la postura mejora.

La línea se divide en tres estilos: zapatilla deportiva, sandalias y botas de caña alta.

stepgym_inova

El calzado no se vende solo, le acompañan un vídeo de ejercicios, una faja reductora, una crema anticelulítica. La idea, lo reconozco, es atractiva: un gimnasio en tu calzado. Lázaro, levántate de ese sofá, deja el cuenco de palomitas y échate a andar.

Personalmente me muestro escéptica ante cualquier cosa subrayada por las palabras “mágica” o “milagrosa”.

No me gusta que nadie se aproveche del mimo real que le quiero dedicar a mi cuerpo, ni que se aprovechen del de los demás.

Realmente no sé si “funcionará” o no este calzado, no me posiciono. Viene avalado por estudios que demuestran sus bondades, pero las opiniones en internet se dividen tanto a favor como en contra.

Sin duda, lo mejor es contrastar y cribar también la información de internet que consumimos y, ya que no nos sobra el dinero, valorar si nos interesa probar algo así o si seguimos metiendo nuestros pies de barro en el calzado de siempre.

Podrás encontrar StepGym en grandes superficies y puntos de venta autorizados, a un precio rondando los 90 euros.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. carlos

    me quiero comprar unos me parecen fantásticos pero no estoy tan seguro de que en la promoción de cali-colombia si no bajo de peso me devuelven la plata..

  2. Martina

    Todo lo que sea que estemos en buena forma es siempre bienvenido

    Gracias por la información

  3. Lola G.

    Siempre he pensado que caminar es el ejercicio más placentero y saludable

    Si además estos StepGym tonifican los músculos y aceleran la combustión de calorias, pues mejor que mejor

    Un abrazo

  4. Amalia

    ¡Interesante novedad!

    Es seguro que hay una biomecánica al andar y si los zapatos la favorecen me parece estupendo

    Gracias, Towanda

Deja un comentarioJeans de Primark, Zara y Mango: vaqueros contra la crisis otoño 2011