Dolor de cabeza y aspirina, un buen tandem contra el más común de nuestros males

No conozco a nadie que no le haya dolido la cabeza alguna vez. Puede parecer una tontería pero el provoca cada año la pérdida de cerca de 20 millones de jornadas laborales, lo que se traduce en un coste aproximado de unos 2.000 millones de euros, según datos facilitados por el Hospital Reina Sofía de Tudela (Navarra). El principal problema es que no se considera enfermedad laboral, por lo que el trabajador al no encontrarse al 100% de sus capacidades disminuye su rendimiento. La OMS ya reconoce la migraña como enfermedad.

aspi-4
El más utilizado para paliar los dolores de cabeza es la aspirina, posiblemente porque tiene buena fama, es fácil de conseguir, es asequible y sus efectos son más o menos los que se buscan. Pero ¿realmente es eficaz? Hay algunas voces que se alzan en contra debido a los efectos secundarios que puede provocar, problemas gastrointestinales, hemorrágicos. En algunos casos y hay que tener cuidado sobre todo en menores con infección causada por el virus de la gripe, en un mínimo porcentaje se ha detectado la aparición del síndrome de Reye, que daña peligrosamente el hígado.

aspi-1
Sin embargo numerosos estudios nos hablan de las acciones positivas que la aspirina provoca, por un lado tiene una importante acción antiinflamatoria, siendo capaz de bloquear la producción de prostaglandinas (sustancias semejantes a las hormonas que funcionan como mediadoras de la inflamación), provoca una disminución en la respuesta de las células al estímulo inflamatorio. También tiene una acción antipirética, cuando hay fiebre disminuye la temperatura corporal mediante una vasodilatación cutánea y a través de la sudoración. Y probablemente la más importante, tiene una acción analgésica en las terminaciones nerviosas, lo que se traduce en que en vez de atacar la fuente de dolor actúa suprimiendo las sustancias que nos provocan sensación de dolor.
El dolor de cabeza como tal no viene provocado por una causa única, son varios los aspectos que pueden provocarlo, desde un problema físico (gripe, infecciones, catarros, sinusitis etc.), una causa emocional (estrés, exceso de trabajo, problema familiar etc.), una cuestión medioambiental (cambio de estación, tormenta, ruido etc.) o la más habitual que es una alimentación indebida (exceso de grasas, vino, lácteos etc.).

aspi-3
Si tienes dolor de cabeza, hablamos de tipo leve, de sensación de presión, dolor en sienes o en media cabeza y la aspirina no te convence hay algunas cosas que se pueden hacer cuando ya lo estás sufriendo y otras para prevenirlo. Es importante practicar habitualmente ejercicio, cada uno según sus posibilidades, con ello vamos a liberar endorfinas que nos van a proporcionar un efecto sedante. El sexo se considera un tipo de ejercicio, lo que tira por tierra la manida excusa de “me duele la cabeza”. También se pueden usar técnicas de relajación del tipo yoga, pilates, masaje etc. Muy importante el dormir las horas necesarias vigilando la postura. Tener cuidado con el exceso de horas delante del ordenador o de la televisión. Tomarse la vida con una perspectiva más flexible, no ser demasiado rígido, dejar que la vida te lleve y no te atropelle.

 

aspi-6

También las infusiones de algunas plantas pueden ayudarnos, sauce, gingko biloba, menta, melisa, romero, tila etc. Y un remedio de la Medicina China para cuando uno tiene dolor de cabeza que parece que le va a explotar, cuando nota que hay mucha presión. Coger una lanceta y doblar la oreja hacia adelante, en la parte superior, aparece un pliegue que se denomina apex, pinchar ahí con la lanceta y que salga una gota de sangre, la sensación de presión desaparece al instante. Probarlo y ya me direis si os ha funcionado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Pingback: Desesperada» » Dolor de cabeza y aspirina, un buen tandem contra el más común de nuestros males

Deja un comentarioTendencias de moda Otoño-Invierno 2011/2012: punto por punto ¡saca la lana!