¡Viva el chocolate! Delaviuda presenta sus nuevos bombones en Mi Calle de Nueva York

virutas-de-chocolate

Nunca olvidaré la cara que puso mi hijo, entonces de dos años, cuando le di a probar su primer bombón. Se le abrieron los ojazos, en los que vi fuegos artificiales, se le iluminó la piel, se le rellenaron –aún más- los moflis, las comisuras de sus labios rebosaron néctar y ambrosía… Su aún inexperimentado cerebro debía estar mandando desaforadas ondas de placer a todo su cuerpo, algo como “Dios mío, esto no es puré de zanahoria, patata y pollo”. Pocas cosas hay más satisfactorias que llenarse la boca de y expandirlo hasta el último rincón, dejar que se derrita en la lengua, saborear los distintos matices del sabor y aprehender la deliciosa grasa del cacao –y sus múltiples propiedades, que ya sabéis, una oncita de chocolate negro tiene probados beneficios y las autoridades sanitarias nos animan a tomarla…-

He conocido gente a la que no le gusta el chocolate. Son raros, llevan vidas sospechosas, pero existen. Están entre nosotros. Podría ser cualquiera de tus amigos. Podrías ser, incluso, tú. Te compadezco si es el caso y ruego por la salvación de tu alma impía. ¡Aaaah!

“Con cariño y un poco de chocolate”, como decía el novio bienpensante del anuncio de tampones aquel que tanta rabia nos daba en pleno furor menstrual, se llega a todas partes, y además de muy buen humor.

Como el buen rollo que se respiraba ayer en Mi Calle de Nueva York con motivo de la presentación de la nueva colección de bombones de Delaviuda, señera marca de dulces navideños que cada año pone el broche a nuestras fiestas o a  nuestros momentos de disfrute en cualquier época del año.

Imagen de los nuevos bombones Choc & Fruit, mezcla de fruta y chocolate. Cortesía de Delaviuda.

Bombones Choc & Fruit, mezcla de fruta y chocolate. Cortesía de Delaviuda.

¿El hilo conductor? Pues la soberana materia de origen maya, como no podía ser de otro modo. Chocolate en nuestros estómagos, en nuestra alma y en nuestras manos o pies; en mi caso en estos últimos gracias a la maravillosa pedicura a base de chocolate que me hicieron. Salí hecha ídolo con pies de chocolate gracias al protocolo a base de exfoliante, mascarilla y aceite dignos de ser manjar de dioses: muy recomendable.

En cuanto a los humanos placeres divinos, esto es, los bombones, estoy segura de que gozarían de la aprobación del mismísimo Quetzalcóatl, de su mujer, de sus sucesoras… Que se los comerían con gusto, sin culpabilidad alguna y cuando tengamos en gana, como tiene que ser. ¿O acaso nosotras, pobres mortales, vamos a poner pegas al alimento de los dioses?

Nuevas variedades de bombonde artesanos. Cortesía de Delaviuda.

Nuevas variedades de bombonde artesanos. Cortesía de Delaviuda.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

11 comentarios

  1. Pingback: Gaiam, los accesorios para practicar yoga llegan a España | bellezapura.com

  2. Pingback: Desesperada» » Gaiam, los accesorios para practicar yoga llegan a España

  3. Estoyradiante

    ¡Pero qué buenooooo!

    Me hubiera encantado probarlos!!! soy adicta…

    Gracias!

  4. Ines

    Hay que ver lo que anima la vida y los blogs un buen bombón

  5. Laura D.

    Jajajja, santo cielo me estas diciendo que soy rara, reza por mi diosa del chocolate porque cocinarlo me encanta pero que lo prueben los demás. Petons.

  6. Towanda

    El chocolate es vida, yo también lo tomo todos los días.

    ¡Gracias por comentar!

    Un abrazo,
    T

  7. Amelia Fernández

    No podría vivir sin el cholocate, me encanta, lo como casi todos los días….

  8. Liza

    Parece que si tomáramos 20 gramos al día de chocolate funcionarían mucho mejor todos nuestros órganos

    Y conservaríamos mejor la memoria, gracias al magnesio que tiene

    ¡Viva el Chocolate!. ¡Sí!

  9. Andrea

    Yo no conozco nada que me cambie tanto el estado de ánimo como el chocolate

    Y si encima lo usan para cuidarnos ¡mejor que mejor!

  10. ines

    Me encanta el chocolate!tienen que estar bien buenos!Un saludo!

  11. Lola G.

    Y con el magnesio que tienen es lo mejor para desmemoriadas como yo…

    ¡Dulces tardes!!!

Deja un comentarioMela di Eva, la cosmética erótica italiana llega hasta las farmacias españolas