Evolución del lifting en la historia de la cirugía estética por el Doctor Antonio de la Fuente, uno de los cirujanos estéticos más prestigiosos de España

El primer artículo sobre Ritidectomía () publicado en la Revista Americana de Cirugía Plástica (P.R.S una de las revistas de referencia de nuestra especialidad) no apareció hasta 1950, aunque ya desde principios del siglo XX comenzaban a hacerse intervenciones precursoras de lifting, consistentes en extirpar  diferentes ojales de piel en distintas áreas (temporal, preauricular y retroauricular, cuello, etc) bajo anestesia local y en consultorio, y hacia los años 30 ya habían alcanzado un nivel de evolución importante”.

“Es en los años 60 cuando se inicia un renovado interés tanto en los procedimientos de lifting como en tratamientos complementarios, con especial referencia a lifting frontal, elevación de cejas, tratamiento muscular (platisma para cuello), resección de la grasa submentoniana-submandibular, etc. Todo ello contribuyó a la explosión de estas técnicas coincidiendo con una expansión, sobre todo en por la aceptación  del público  y una reorientación de la sociedad generalizada por un ideal que tiende hacia la juventud”.

Nos sentimos más jóvenes y queremos vernos jóvenes delante del espejo, la puede ayudarnos a conseguirlo mediante las nuevas técnicas de lifting facial.

¿Te harías un lifting llegado el momento o lo tuyo son los pinchazos?


 Thomas Baker en el prólogo de un ejemplar de “Clinics in Plastic Surgery” de 1978 dedicado al rejuvenecimiento facial, ante la pregunta “qué es nuevo en cirugía estética”, refiere que solía contestar: “la aceptación del público”.
En los 70 se produce un renacimiento del lifting facial (Ritidectomía) con la incorporación de nuevas técnicas que limitan el extenso despegamiento cutáneo anterior, enfatizando el tratamiento en la tracción de los planos profundos musculares (SMAS y platisma), sin requerir tensión sobre la piel. Estos avances dieron lugar en una mejoría de los resultados especialmente a nivel de cuello, así como mayor permanencia en el tiempo.

 

En los años 80-90 y hasta final de siglo se mejoraron sustancialmente las técnicas quirúrgicas, en cuanto al emplazamiento de las incisiones, búsqueda de la naturalidad evitando tensión en la piel y dirigiendo la tracción de acuerdo a unos vectores en la dirección adecuada, vertical para la cara como contrapartida al descenso producido por la gravedad, lo que produce un efecto más natural que la dirección lateral más tradicional.
Se introducen las técnicas menos invasivas como endoscópicas, de aplicación en pacientes más jóvenes que acuden a una edad más temprana a consulta con el deseo de conseguir un efecto de refrescamiento más que de lifting completo, ya  que no necesitan de procedimientos más invasivos.

En la actualidad el concepto de lifting implica además de todos los anteriores recursos, nuevos enfoques que derivan de un mejor conocimiento de la anatomía (como los compartimentos grasos de la cara) y del proceso de envejecimiento. Así no sólo se debe de tener en cuenta el emplazamiento de las incisiones para preservar la línea del pelo y que no haya que cambiar el peinado y por tanto los hábitos del/la paciente, sino también la disección adecuada tanto a nivel cutáneo como muscular, la reposición de los tejidos con especial referencia a los planos profundos, que llevan la tensión, mediante vectores adecuados, al cierre de la piel sin tensión y en la dirección correcta.

Especial importancia tiene el aspecto tridimensional facial mediante la reposición de volúmenes perdidos (normalmente con grasa a nivel de región malar, surco lacrimal, mentón, labios, etc) así como el empleo de procedimientos auxiliares que contribuyan a un mejor resultado en función de cada caso particular: lifting labio para reducir el alargamiento del labio superior, consecuencia de la edad; reducción del lóbulo de la oreja que se agranda asimismo con la edad; procedimientos de resurfacing para los efectos de envejecimiento solar.

En líneas generales podemos decir que los avances producidos en los últimos 75-100 años han permitido llegar al grado de refinamiento actual y a un alto índice de satisfacción para los pacientes” concluye el Doctor Antonio de la Fuente.

Los famosos que ilustran este reportaje se han sometido a un lifting, pero no han sido operados por el Doctor de la Fuente ya que éste prestigioso cirujano no revela la identidad de sus pacientes, sometida siempre a un estricto secreto profesional.

Clínica de la Fuente.

C/ Pinar, 15.

Tel: 91 702 85 11.

Madrid.

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 comentarios

  1. isabel

    el lifting es riesgoso nunca se puede asegurar como sera el resultado, la sonrisa se no se ve natural, se parece una sonrisa apretada y a veces agria, en fin..

  2. Lola G.

    No es que desconfié de los cirujanos estéticos, mi querida “admin”. Es más aprecio personalmente a varios de ellos

    Sencillamente: lo que más valoro en un rostro es su personalidad y éso, no suele aliarse bien con los liftings

  3. admin

    Yo soy partidaria de la naturalidad, pero jamás diré de este agua no beberé. Las cosas pueden cambiar mucho y desde luego prefiero entrar en un buen quirófano y hacerme un lifting que ponerme la cara como un colador a base de pinchazos de esto y lo otro. Los pinchazos pueden estar bien, pero no lo resuelven todo.

    Desde luego que la cara lavada con agua es una maravilla. Pero el paso de los años no es igual para todo el mundo por diferentes motivos.

    La cirugía a veces es necesaria como cualquier otra cosa.
    Un abrazo.

  4. Dietrich

    Dios papá Douglas que asquete ¡¡¡¡ la debbie bufff no se que feos se ven los liftings con la oreja recortada y haciendo remiendo con la mandibula …creo que luchar contra la naturaleza de esa manera tan agresiva suele ser un error que queda a la vista ¡¡ luce peor el remedio que la enfermedad ,yo me quedo con unos pinchazos si no hay más remedio, eso si que sean unas vitaminas , un plasma bien preparado como el que se toma un gazpacho ¡¡ jajaajaj que asco todo ¡

  5. Lola G.

    Yo soy anti lifting total

    Me parece que sonriendo, bebiendo agua entre horas, yéndose a la cama siempre con la piel limpia y tu buena crema y disfrutando de las huellas del tiempo en el rostro se tiene algo importantísimo:

    la propia personalidad

  6. admin

    Los lifting actuales son muy naturales, aunque siempre ha habido y habrá buenos y malos profesionales. En el caso de la cirugía, hay que elegir siempre lo bueno y lo mejor. Hay cosas en las que no se puede ahorrar, y la cirugía estética es una de ellas.

    Un abrazo BlackPearl.

  7. BlackPearl

    Para que luego algunos famosos renieguen de la práctica de estos métodos. Las fotos hablan por sí solas. Y es cierto que han mejorado muchísimo la técnica, los famosos que se operan parecen más naturales y expresivos tras la operación.

Deja un comentarioID-Stress, lleva al terapeuta contigo en esta nueva aplicación para smartphones