Cosmética Halal, apta para el público musulmán y una nueva tendencia en la industria de la belleza

La jequesa de Omán

En un momento en que los mercados se están saturados en cuanto a novedades, aparece como una luz en el horizonte un nuevo sector emergente, el de las consumidoras musulmanas que exigen productos ‘. Pues sí, el mercado musulmán es uno de los que más rápido está creciendo en cuanto a consumo y las industrias del sector de la belleza no pueden obviar semejante porcentaje del mercado y se están lanzando a crear nuevos productos para ellas.

Pero, ¿qué significa ‘halal’? Pues es algo que está permitido para los musulmanes; es decir que todas las manipulaciones de ese producto final se han realizado siguiendo las leyes de la charia. Vaya, que es un producto ético bajo el concepto islámico. Haram, sería todo lo contrario, significa prohibido por el islám. Así es que si eres un persona creyente hay una serie de productos que tienes prohibidos:

– cerdo o derivados del cerdo.

– animales moribundos o muertos antes del sacrificio.

sangre o derivados sanguíneos.

– cualquier animal carnívoro.

– aves de presa.

alcohol.

– animales no sacrificados en el nombre de Alá.

– animales terrestres sin orejas externas.

Todo ello preocupa a los musulmanes porque depende como hayan sido manipulados ciertos ingredientes básicos en cosmética, serán halal o no, como: gelatina, etanol, ácido láctico, lecitina, vitamina A, lanolina, amino ácidos, colágeno, elastina, glicerina, queratina

Persépolis de Marjane Satrapi

Las mujeres musulmanas no sólo están consumiendo mucho más,  sino que además, ahora son mucho más conscientes en cuanto a composición y exigen productos halal. Mujeres de Oriente Medio o de países asiáticos aseguran que miran el etiquetado para ver si en algún momento esos productos cosméticos han podido tener algún roce con productos o derivados cárnicos. Si no están adecuadamente etiquetados es un lío, porque esto incluye toda las gama de scosméticos o productos para el hogar, desde champús, geles de baño, perfumes a cremas hidratantes.

Nadie quiere perder esta porción del mercado y por eso cada vez más, la cosmética islámica o con certificado halal está disponible no sólo en países con mayoría absoluta de esta religión (Arabia Saudí, Marruecos, Indoneasia, Pakistán…) si no que es un concepto que está imponiéndose en Europa y Estados Unidos, igual que el concepto orgánico o comercio justo. Países donde son minoritarios como Francia que tienen 7,5% de la población que profesan la religión musulmana, España 1,5%, Estados Unidos 3,5%, Rusia 10,5%… Ya están incorporando estas etiquetas.

Rania de Jordania

Si en el mundo, 1 de cada 5 personas es musulmana es evidente que este es un mercado en expansión. En EE.UU las ventas de cosmética halal se han incrementado un 80% anualmente y grandes cadenas como Wal-Mart o A&P están estableciendo corners especializados en este tipo de productos de belleza.

Así es que lo halal es una tendencia en clara expansión. Seguro.

 

Periodista, Blogger & Social Media Manager. Especializada en lifestyle, viajes, lujo y wellness.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 comentarios

  1. Ana M.

    Estupendo post, es algo de lo que deberíamos aprender en el mundo occidental.

  2. Gloria Zorrilla

    Si es un tema que yo también desconocía hasta que hablé con unas musulmanas. ¡Me alegro que os haya gustado!

  3. BlackPearl

    Yo pensaba que era a nivel dietético no a nivel tópico ni cosmético. De todas formas no me extraña nada la expansión. Las chicas musulmanas suelen ser muy coquetas.

  4. dagvotterl

    Qué interesante este post!!! Muchas muchas ideas! 🙂

  5. Amelia Fernández

    Hola!

    Muy interesante, no sabía que los cosméticos tenían que cumplir ciertos requisitos para poder ser utilizados por las mujeres musulmanas.

    • cosmeticos halal

      Por supuesto los cosmeticos halal exigen el respeto de ciertos principios religiosos. Para màs informaciones consulte muslima. Somos hispano hablantes.

Deja un comentarioRevidox, la historia de un descubrimiento español anti-envejecimiento