Histoires de Parfums, una marca de perfumes que se leen sobre la piel

packaging en piramide

Si hay un sentido capaz de provocarnos la añoranza por algo o alguien, ése es el del olfato.

Grabamos un aroma en nuestra memoria olfativa y a veces nos descubrimos localizándolo en un rincón insospechado y retomando un recuerdo feliz o triste, una historia pasada o presente cargada de emociones.

Un buen perfume siempre debería contar una historia a través de su estructura de cabeza, corazón y base; principio, nudo y desenlace de cualquier narración.

Histoires de Parfums es la marca nicho creada en 2000 por Gérald Ghislain que nos ofrece 16 historias para leer sobre la piel.

gerald ghislain the author

GÉRALD GHISLAIN

Histoires de Parfums se articula sobre distintos personajes históricos femeninos y masculinos relacionados con la literatura e identificados por su año de nacimiento, como 1873 (Colette), 1804 (Georges Sand), 1725 (Casanova ), 1740 (Marqués de Sade), 1828 ( Julio Verne), o mi preferido:  1876 (¡Mata Hari!), un maravilloso floral oriental que reúne mis notas preferidas (rosa, madera, iris, canela, sándalo…)

1876 120ml Mata Hari

1876 (Mata Hari)

Continúa interpretando materias primas emblemáticas de la historia de la perfumería clásica (peonía, nardo, pachulí) y se atreve al coqueteo con otras inusuales en la Edition Rare, que incluye un perfume de Petróleo (que huele como a camionero aseado, o sea: viril y potente)

El erotismo y los libros cultos no podían faltar en esta biblioteca olfativa que homenajea sin sonrojarse un nuevo ‘año del amor’, 1969.

Se alternan tres tuberosas (nardo) para las noches de lectura apasionada y voraz.

La nota de nardo es conocida en perfumería por su poder embriagador y se cuenta que en la Edad Media se prohibía a las doncellas pasear por la noche cerca de plantaciones de nardo puesto que su narcotizante embrujo podía ser fatal.

Su golosa fragancia permite crear inolvidables…

1889 (Moulin Rouge) marca el último capítulo –de momento- de este atracón de historia perfumada. Una colaboración para la mítica sala de fiestas que recuerda el aroma del carmín de las ‘cancaneras’ y el toque empolvado de sus maquillajes en un perfume muy Belle Epoque.

He tenido la oportunidad de oler todos estos perfumes en BoMonde (Campoamor 10, Madrid) y son todos muy personales y vivos, sensuales y con una muy buena perdurabilidad. ¡Difícil no encontrar uno que guste entre los 16!

Los perfumes se presentan en un packaging con forma de libro que refuerza la idea del placer de la lectura 😉

Precios: 87 euros/60ml  y 145 euros/120ml.

¿Te gusta leer?

 

 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. julia victoria

    Creo que me encantaria el perfume Mata Jary pero no esta a mi alcance me gustan los olores que me identifiquen como Aura de Loeve que ya no se fabrica en su mamento me encanto la de Julio Iglesias la que mas en fin me gusta lo bueno pero nobleza obliga y yo sin un perfume me siento deprimida gracias por atenderme un saludo

  2. Paula

    Lo mejor sería tener los 16 libros / perfumes pero si tengo que elegir me voy al de 1889 (Moulin Rouge) porque me encantó la película

  3. Lola Gavarrón

    El de Mata Hari puede que sea de morir pero es que la mayoría de los “inspiradores” parecen serlo

    Me gustaría oler los dedicados a Colette y a George Sand

    Ya me pongo las pilas!!!!

Deja un comentarioLa alimentación en la adolescencia, una asignatura pendiente