Celulitis: tipos, cuidados, factores de riesgo, nuevas tecnologías y la dieta más apropiada (micronutrición)

"Harmony", Charlene April

“Harmony”, Charlene April

¿Por qué las mujeres tenemos y los hombres no?, ¿existe un único tipo de celulitis? Queriendo saber un poco más acerca de este asunto, que preocupa a prácticamente todas las mujeres, asistí a una interesante charla sobre celulitis que nos ofreció la doctora Sánchez-Bayton, directora de la Clínica Bayton.  Se calcula que alrededor del 90 % de las mujeres tiene celulitis, por eso estoy segura de que este tema os interesa prácticamente a todas –enhorabuena, por cierto a ese pequeño porcentaje que ha nacido con la fortuna de no padecerla-, ni las famosas se libran, que buena cuenta de ello dan muchas revistas en busca del culo con celulitis de la celebritie de turno, ¡pues claro que tienen, o es que son de otro planeta!

Sabemos distinguir una piel de naranja a simple vista, pero ¿qué es? Son depósitos de grasa en la hipodermis –la tercera capa de la piel por debajo de la epidermis y la dermis-, que se hacen latentes en el exterior. Como muchas otras cosas es patrimonio casi exclusivo de las mujeres, la explicación se encuentra en los estrógenos, las hormonas del género femenino. Por el contrario los andrógenos, las hormonas masculinas, evitan que aparezca celulutis.

Existen factores, contra los que no se puede hacer nada, que nos predisponen a padecerla: genéticos o hereditarios, de raza-la raza blanca está más predispuesta- o cambios hormonales – aparece o empeora en momentos claves de la vida de la mujer como la pubertad, embarazo y menopausia, o con la toma de anticonceptivos-. Pero después hay otros factores sobre los que sí podemos actuar: el tipo de dieta, excesiva en grasas y carbohidratos, favorece la aparición de celulitis; las alteraciones emocionales como el estrés, aumentan las catecolaminas y estimulan la lipogénesis; el estilo de vida sedentario, fumar, o el alcohol también influyen negativamente; una mala circulación; alteraciones digestivas; o incluso la toma de determinados medicamentos como betabloqueantes y antitiroideos. Las personas con celulitis suelen tener alterado el drenaje linfático y también hay relación entre el mal funcionamiento hepático, el estreñimiento y la obesidad.

Imagen de una pierna con una lupa

Sabiendo esto y si has decidido actuar contra ella acudiendo a un centro de estética debes saber que hay distintos tipos de celulitis y que no existe una única solución para ella. Como nos contó la doctora, para tratarla es necesaria una combinación de aparatología, alimentación y la ayuda de la cosmética. Para acertar con el tratamiento se debería, primero, diagnosticar el tipo de celulitis. La clasificación más extendida es la que se conoce como FIEL:

Flácida: es aquella que no se ve a simple vista, sólo cuando se pellizca la piel. La suelen padecer persona que no hacen ejercicio y que tienen poca masa muscular, o personas que se han sometido, a lo largo de su vida, a muchas dietas.
Inflamatoria, es la más fácil de atajar. Es aquella que si se aprieta, duele. Suele afectar a la gente joven que no se alimenta bien.
Edematosa, tiene un componente vascular importante y no se consigue muy buen resultado porque es el resultado de mucho tiempo y la piel ya es muy fina.
Lipodistrofia, no es celulitis pero la gente cree que sí, no es más que acumulación de grasa. Una acumulación de grasa que está cambiando, estamos modificando la alimentación y está cambiando el cuerpo de la mujer española, la grasa está desapareciendo de las caderas –recordad que esta es la grasa buena– y está pasando al abdomen.

Con un diagnóstico preciso sobre el tipo de celulitis contra la que hay que actuar, la doctora busca la combinación de aparatología, ella ha visto a lo largo de los años que no existe una tecnología perfecta que ataje el problema –cuidado con los centros que te venden bonos para atajar la celulitis con un único aparato-. Por ejemplo si un aparato consigue drenar, no tonifica al mismo tiempo la piel, o si otro rompe la grasa, no favorece que esta circule; con la experiencia han visto, incluso, que hay determinados aparatos que con más sesiones funcionan peor. Por eso a base de observación, han ido estableciendo protocolos de actuación con las mejores combinaciones de aparatología para atajar cada tipo de celulitis.

Comiendo verduras

El siguiente paso es la micronutrición, que optimiza la eficacia de los estéticos desde dentro y de una manera integral, por eso es necesaria para apoyar cualquier tratamiento contra la celulitis. Alimentos o suplementos -si con la alimentación no es suficiente-, que sean capaces de estimular el drenaje linfático, que previenen la obesidad y el estreñimiento y que estimulen el hígado. En la dieta de una persona que tenga celulitis y que retenga líquidos se ha de tener en cuenta que ésta consuma alimentos ricos en –plátano, fresas, frambuesas, melón, sandia, coles de Bruselas, patatas, calabaza, zanahoria, acelgas, alcachofas, berros, setas, champiñones, aguacate, tomate, lechuga, papaya, nueces, semillas de sésamo y legumbres- y bajos en sodio –sal-.

Además, hay que potenciar la vitamina C -pimientos, naranja, limones, pomelo, kiwis-, vitamina E -grasas de origen vegetal, aceite de oliva, girasol, almendras- y flavonoides -arándanos, frambuesas, fresas, ciruelas, cerezas, uvas-. Comiendo alimentos ricos en estas vitaminas aumentaremos el riego sanguíneo que ayudará a eliminar líquidos sobrantes que causa la piel de naranja. Para combatir el estreñimiento: cereales -trigo integral, avena, espelta o quinoa-, legumbres -lentejas, garbanzos, guisantes, judías o habas-, frutas -kiwi, melocotón, manzana con piel, ciruelas, papaya, mango, pomelo-, frutos secos -nueces, dátiles, anacardos- y verduras -pimientos, alcachofas, pepinos, espárragos, berenjenas, lechuga, espinacas, espárragos-.

Y entre los alimentos para desintoxicar, que ayudan a limpiar el hígado –un hígado sano ayuda a disminuir la formación de celulitis- están las alcachofas, el ajo, las cebollas, el puerro, los rábanos, el brócoli, el té, las fresas, la sandia, los nísperos, la manzana o el melón. Después hay suplementos como el ácido linoleico, que disminuye el peso, y los ácidos grasos Omega 3 que actúan como antiinflamatorios y están presentes en el pescado azul. Esta son sólo algunas pinceladas sobre la micronutrición, una manera de reeducar en la alimentación realmente interesante, porque aprendes a conocer los nutrientes de los alimentos y sus beneficios.

La conclusión es que, como no existen los milagros, la mejor forma de luchar contra la celulitis consiste en seguir una dieta sana, ejercicio dos o tres veces a la semana, y la ayuda, como refuerzo, de aparatología y  cosmética anticelulitis.

La Doctora Sánchez-Bayton es Doctora en Medicina, Master en Medicina Estética y Antienvejecimiento, Especialista en Medicina Farmaceutica, y Miembro de la Sociedad Española de Medicina Estética y Cosmetología.

La Clínica Bayton está en Madrid

(calle Mártires Concepcionistas, 13 • 1ª Izq.

Tel.: 91 345 17 57).

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Carmisva

    Muy buena información.

    Solamente una aclaración:

    NO SIEMPRE ES CELULITIS… En mi caso, lo que los especialistas -muchos y muy reconocidos- me diagnosticaban como “celulitis” y “solamente problema estético”, ERA UN DIAGNOSTICO INCORRECTO.

    Mi problema era mucho más grave, y solamente se me diagnosticó cuando a los 48 años por fin di con un Cardiovascular, especializado en ANGIOLOGIA, que apenas verme las piernas, sin dudarlo, me diagnosticó “LIPEDEMA” (enfermedad congénita, degenerativa, progresiva, dolorosa y sin tratamiento).
    Automáticamente “me jubilaron” con un 100% de mi sueldo. Ahora terminan de concederme judicialmente y con fallo firme, sin posibilidad de ser recurrido, una GRAN INVALIDEZ (con dependencia concedida hace 3 años -aunque sin haberse cumplido todavía-

    Cuento mi experiencia por si a alguna le sirve para saber que no siempre es celulitis, y si les duele, les produce quemazón, pinchazos, hinchazón, presión, moratones al mínimo roce, etc…, QUE NO SE CONFORMEN CON ESE DIAGNOSTICO y ACUDAN A UN ANGIOLOGO, A UN LINFOLOGO o A UN REHABILITADOR.

    ¡Cuidado con las máquinas de presoterapia!!! No todas sirven, ni a todo el mundo le beneficia… Siempre aplicadas por personas especializadas y siempre supervisadas por un médico especialista.

    ¡No permitáis nunca que se os humille por parte de ningún médico! La mayoría de ellos, son unos ignorantes totales en esta patología.

    La verdad es que la sufren muchísimas mujeres, pero no han sido diagnosticadas.

    Saludos.

  2. Patri

    No sabía lo de los betabloqueantes, estoy delgada y llevo un año tomándolos, si que he notado que ha aumentado un poco la celulitis en mis piernas. Como solución intentaré alimentarme mejor ya que si que hago deporte aunque aumentaré los ejercicios de piernas.

  3. Verónica - Joyas de Plata Online

    Excelente recopilación de recomendaciones.
    Gracias!!

  4. Silvia Quirós

    Chapó al post! la verdad que la Doctora Bayton nos lo explicó todo perfectamente y se nota que tiene conocimientos profundos del tema, cosa que le preguntábamos cosa que nos sabía responder sin duda! gracias por compartir un beso

Deja un comentarioYves Rocher hidrata tu rostro en profundidad con un tratamiento en cabina. Lo hemos probado