Juliette has a Gun y Kenzo lanzan dos perfumes muy alocados que te invitan al atrevimiento

Azul y Negro en un momento de lucidez. ¿Te acuerdas de esta canción? 

Como tantas otras cosas, la locura ya no es lo que era. O sí; alejada de la patología, siempre ha significado un saludable desvarío de las convenciones, un ponerse el mundo por montera y operar con imprevisibilidad y alevosía, buscando un lugar poco común donde todo lo que sucede es emocionante y extraordinario. Ese “¡tú estás loca!” que es casi un piropo, porque quiere decir que has osado, que te has atrevido, que has hecho lo que no se esperaba de ti –ni de casi nadie-, dejándote llevar por un vertiginoso desenfreno por vivir que te hace arder, arder y arder por dentro como un fabuloso cohete pirotécnico que estalla en el firmamento, como arañas cruzando las estrellas, maravillosa descripción de Kerouac y estilo de vida aspiracional al menos un rato, todos los días.

A este tipo de locura necesaria se dirigen los últimos lanzamientos de Juliette has a Gun y Kenzo. Mad Madame y Madly Kenzo se inspiran en una mujer que nunca bosteza, que busca generar expectación en torno a ella y alimenta su mito con los murmullos que brotan a su paso. Ya ha llegado. ¿La has visto? ¡Dicen que está loca!

mad madame

Mad Madame es de esos perfumes que señalan inequívocamente una presencia provocativa. Poderoso y cargado de energía, es más nocturno que otra cosa –aunque yo también lo llevaría de día-, más sensual y envolvente que fresco, y desde luego, nada banal. Hablarán de ti.

Se trata de un Chipre verde basado en óxido de rosa, ambroxan, absoluto de racimo de grosellas y diversas flores –peonía, nardo, fresia-. Aportan el lado animal el castóreo (secreción glandular del castor) y el absoluto de animalys.

Precio: 100ml/106 euros

50ml/82 euros.

Puedes encontrarlo en perfumerías niche.

madly kenzo

Madly Kenzo abunda en esta idea de la mujer decidida e intensa y, sobre todo, muy sensual. ¿Se pondrán de moda estas alucinantes damas? Espero que sí.

Es una composición de Aurélien Guichard en torno a un acorde único de flores bañadas en incienso. La única consigna era que no se pareciera a ningún otro aroma.

A esta nota inusual le acompañan flor de azahar y pimienta rosa, así como vainilla, cedro y almizcle.

El diseño del frasco es de Ron Arad, un movimiento de ala de mariposa que sugiere libertad y delicadeza. En el packaging, un torbellino de mariposas ilustra la embriaguez que produce el hacer lo que a una le place… ¡Towandaaaaa!

Precio: 100ml/79,95 euros.

 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Beatriz Peña

    A veces tanta cordura me vuelve loca, queridas.

    Reivindico un halo de locura, siempre.

    Muchos besos.
    Beatriz

  2. Ines

    Desde luego que ni bostezará ni bostezarán a su alrededor las mujeres así oerfumadas

    Bonito post!!!

  3. Lola Gavarrón

    Hay una locura terapeútica y aunque no me he tragado entero El elogio de la Locura de Erasmo quizás vaya por ahí…

    Conozco los dos perfumes y “mevuelvenloca” jajaja

Deja un comentarioSkin79 cosmética coreana con la gama más amplia de BB Cream y certificado ECOCERT