Nuevo libro sobre Emilio Pucci, el modista a quien el corazón hizo ‘pop’

newsletter_xl_pucci_top_1301301441_id_654776 bjaa

Recuerdo esas amebas refulgentes, triángulos color chicle o rombos violeta chillón que dibujaban una túnica de Pucci que mi madre tenía allá por 1965, cuando hice la primera comunión. Era esa época en que las señoras se ponían gorros de latex con flecos y anémonas de mar prominentes para nadar en la piscina y cuando Mary Quant y Twiggy impusieron el pecho plano y las gafas redondas a lo John Lennon. No eramos conscientes entonces de la revolución Pucci.

¿Qué estaba aportando este marqués florentino que no había hecho ascos al fascismo italiano? Pues aportaba un sinfín de estampados apetecibles, ondulados, tan psicodélicos como las alucinaciones que veían los Rolling Stones después de meterse unos trippies de LSD.

pucci2l

Modelo en posición zen con modelo de Pucci

Un nuevo libro de Taschen -Emilio Pucci- la mágica editorial que nos permite recrearnos como nadie en la vista de cualquier artista, nos pasea por la vida de un licenciado en políticas que acabó diseñando primero pañuelos y echarpes para la alta sociedad norteamericana, y ha acabado figurando en negrita destacada en la Historia de la moda. Habíamos dejado colgando lo que revolucionó y renovó. Yo creo que, aparte de sus estampados warholianos, logró  desencorsetar a la mujer sesentera de tejidos un tanto rígidos como el piqué, la organza, el tafetán, para envolverlas en un punto de seda muy sensual, comodísimo, que se adaptaba como una nueva dermis a las curvas femeninas.

FW 2012

Cuando Marilyn lo descubrió se compró un sinfín de vestiditos de esos que se cruzan y  anudan en la cintura. Le marcaban mucho el trasero pero por entonces se llevaban los panderos marcados y no tan esmirriados como ahora. A la lista de VIPS se apuntaron Grace Kelly, Lauren Bacall, las top-models o Liz Taylor, que de pronto se sintieron rejuvenecidas.

TYPE_BOOK_VOL_1_VA_INT_3D.tif

Portada del libro de Taschen

En 1992, el grupo LVMH compró el 67% de la firma y su hija Laudomia – muy pija y en el ¡Hola! cada dos por tres- se convirtió en la directora de imagen. Además de prendas de esquí, lencería  o toallas, Pucci ha diseñado toda una colección de maquillajes para  Guerlain, absolutamente refinada. Como casi todo en lo que el marqués don Emilio dejó su huella.

pucci3l

Emilio Pucci. Editorial Taschen. Precio: 49.90 euros

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

Deja un comentarioClassique de Jean Paul Gaultier, 20 años del corsé con más esencia