Klorane y René Furterer, cosmética capilar que busca inspiración en la naturaleza

cosmetica-naturaleza-ingredientes-naturales-klorane-rene-furterer

En busca de cosméticos más respetuosos con nuestro cuerpo, las firmas de belleza evolucionan hacia productos más naturales que buscan la inspiración en la sabia naturaleza. Buscando y rebuscando cual exploradores, muchas veces son las plantas acostumbradas a resistir en climas extremos de frío o calor, las que les proporcionan a los científicos la solución cosmética. Es el caso del aceite de argán, la manteca de karité o el edelweiss. que deben resistir en pie en condiciones realmente complicadas.

Ahora pone su atención en el dátil de desierto para crear una línea capilar para el cabello seco, dañado y quebradizo con certificado Ecocert. El equipo de I+D+I de Klorane seleccionó este fruto por sus extraordinarias cualidades de resistencia en medios hostiles, y más concretamente eligió su almendra interior, rica en ácidos grasos esenciales, proteínas y polisacáridos. klorane-datil-desierto-cabello-seco-quebradizo

En las zonas más áridas de África crece el dátil del desierto, un árbol con una sorprendente capacidad de optimizar los escasos o nulos recursos de su entorno, hasta el punto de que puede vivir sin agua durante meses.

Esta línea nutre, protege y repara gracias al extracto de dátil, asociado a proteínas de trigo hidrolizadas, que actúan sobre la queratina del cabello, reforzándola. Está compuesta por un champú con textura cremosa, una mascarilla que penetra en el núcleo de la fibra y repara, y una crema de día sin aclarado, fluida pero fundente, que repara y protege los medios y las puntas secas, dañadas y quebradizas pero sin apelmazar.

Precio champú: 9,40 euros / 200 ml.
Precio mascarilla: 28,90 euros / 150 ml.
Precio crema de día sin aclarado: 12 euros / 125 ml.

rene-furterer-lissea-cabello-pelo-encrespado-champu

La solución al encrespamiento y al cabello rebelde la encuentra en el extracto de alquequenje para su nueva línea Lissea. Un fruto, una baya -es como un tomatito, envuelto en unas hojas-, un activo vegetal con doble eficacia alisante: controla el volumen y tiene acción anti-encrespamiento, que han asociado en la fórmula con el aceite de aguacate -con gran poder nutritivo y regenerante- y con un complejo termoprotector para proteger la fibra capilar del calor del secador y de las planchas.

Esta nueva gama está compuesta por un champú sin sulfatos, un bálsamo alisado sedoso que deja el cabello suave, controlado y ligero -se aplica después del lavado, se deja actuar 2 o 3 minutos y se aclara-, un fluido alisado sedoso sin aclarado que se aplica sobre el cabello ya seco para controlar el frizz, y un espray termo-protector alisante que protege la fibra capilar de las agresiones términcas -se puede aplicar sobre el cabello húmedo o seco-.

Precio champú: 14,10 euros / 200 ml.
Precio bálsamo alisado sedoso: 17,65 euros / 150 ml.
Precio fluido alisado sedoso sin aclarado: 22,95 euros / 125 ml.
Precio espray termo-protector alisante: 16,60 euros / 150 ml.

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Marta

    Lo que tiene René Furterer es que engancha, una vez que lo has probado sabes que ningún otro producto se le parece. No lo uso siempre, porque me gusta probar cosas distintas, pero para mi es la referencia en cuanto a calidad y buenos resultados. Absolutamente recomendable.

  2. angeles

    Dos grandes marcas capilares que nunca defraudan.

Deja un comentarioLifting Brasileño, un culo perfecto con rellenos de grasa propia por Gustavo Sordo