Hotel Magna Pars Suites de Milán, el primer hotel perfume del mundo

hotel-perfume-magna-pars-suites-milan-exterior

¿Qué lugar ocupa el sentido del olfato? Sin los cinco sentidos, no tendríamos memoria, pero los expertos dicen que recordamos el 1% de las cosas que palpamos, el 2% de lo que oímos, el 5% de lo que vemos, el 15% de lo que degustamos y el 25% de lo que olemos. Recuerdos agradables o desagradables, persisten en nuestra mente vinculados a un olor.

Para que la estancia en su esté vinculada al placer, la familia de perfumistas Mortone -está detrás de fragancias como Blumarine, Dsquared o Pomellato-, acaba de inaugurar en Milán el primer “hotel perfume” del mundo. El Magna Pars Suites, situado en la zona de los Navigli, el barrio milanés de la moda y el diseño por excelencia, dispone de 28 habitaciones, divididas entre las de esencia floral y las amaderadas.

hotel-perfume-magna-pars-suites-milan-bano

19 son una oda a las flores, con como la gardenia, la magnolia o el jazmín. Para los amantes de los perfumes amaderados, las 9 restantes, inspiradas en el sándalo, el pachulí, la madera de cedro, la de guayaco o la tan especial y preciada madera de oud -muy utilizada en el mundo árabe para perfumar incluso sus casas- , la que han elegido para perfumar la suite presidencial. Además, han preparado un kit para descubrir y distinguir entre las 12 fragancias y aromas del hotel. El hotel está diseñado con una mezcla de alta tecnología y ecología.

Cada vez más establecimientos apuestan por crear experiencias sensoriales en sus hoteles, las texturas, los aromas y los perfumes tienen tanta importancia como el diseño. De hecho, existen ideas parecidas a las del hotel de Milán, por ejemplo, la del Hotel Silken Al-Andalus Palace de Sevilla, que ha creado un aroma propio basado en la flor de azahar para extender la experiencia sensorial del viajero al olfato. O la del hotel Arts Barcelona, que aromatiza su ambiente con una fragancia diseñada por el perfumista Rami Mekdachi -que ya diseñó la del parisino Hôtel Costes– a base de almizcle, madera de sándalo y cedro mezcladas con incienso, flor de iris, patchouli y algunas notas de vetiver.

¿Cómo te gustaría que oliera tu habitación de hotel? Los gustos aromáticos son muy personales, y por muy bien que huela un lugar, la experiencia puede resultar algo cargante si no coincide con tus preferencias.

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Robín

    El 2% de lo que oímos, lo recordamos, pero cuando son palabras que el viento pierde y difumina, palabras vanas. Cuando es música recordamos mucho más, en el mismo orden en cuanto a porcentaje, que los olores. Tu blog me huele bien, aunque yo que soy hombre no uso perfume nunca; saludos con fragrancia, fragrancia es orden, poca entropía..

  2. Bea

    Malva, un post genial! Me encantan los perfumes y me acabas de dar una dirección genial 🙂 Aunque me quedaría con todas, me encantan las maderas, así que tengo donde elegir! Un besito 🙂

Deja un comentarioSara Montiel, la belleza que cautivó a Hollywood