El arte de escucharse a través de un perfume

frag 2

Hay quien dice que saber perfumarse es todo un arte. Yo soy de la opinión que es más bien el arte de saber escucharse. Un perfume dice mucho más de nuestro estado de ánimo y es el que introduce nuestra personalidad a nivel social, en ocasiones, segundos antes de nuestra llegada… o segundos después, nuestro rastro ya empieza a expresar algo dentro de ese halo étero pero significadamente olfativo.

Más allá de modas y tendencias, cada uno debería escuchar el biorritmo de su cuerpo para adecuar el perfume a lo que él demanda. Ritmo, bienestar, sensualidad… explosión?? Perfumes hay mil, dos mil si me apuras y cada año, aunque algunos se jubilan lo cierto es que la colección del mercado aumenta a una media de 500 de manera anual.  ¿Cuál debe ser el nuestro?

fr 3

 

Olemos y leemos muchísimo sobre ellos. Perfume , Chipre, Cítrico… qué significa todo ello? He aquí un pequeño glosario de cómo la receta de un perfume puede ayudar a que nuestro día, nuestro momento, sea redondo….!

FLOR

Cuando leemos aquello de “notas de salida” se refieren a las primeras notas que aparecen tras esprayar el producto. Acostumbran a ser notas con mucha vida, cítricas , acuáticas o florales ligeros que tengan mucho “splash” y que proporcionan un efecto “vibrante” y atractivo a nuestro olfato. Debemos recordar que el hecho de que un perfume guste o no depende de nuestros recuerdos “olfativos” guardados en el hipotálamo (una parte del cerebro que almacena este tipo de “recuerdos”) y que, como con el gusto, dictamina aquello que al conocer  y reconocer,  rememora una nota en sí misma. Según la Universidad de Rockefeller,  somos capaces de recordar el 5% de lo que vemos, el 2% de lo que oímos, el 1% de lo que tocamos, y el 35% de lo que olemos!

Las conocidas “notas de corazón” son aquellas que aparecen a los pocos segundos, una vez se evaporan las notas de salida y dan solidez y definición al perfume (floral, verde, cítrico, chipe…) y,  junto con  las “notas de fondo” , son aquellas que quedan en tu piel al cabo de unos 5 minutos más o menos y son la que vas a llevar a lo largo del día. Notas normalmente más intensas como maderas, ámbar, pachouli, florales intensos, vainilla y orientales por ejemplo.

Dicho esto… ¿cuál escoger de la inmensidad de oferta? Yo siempre apuesto por el día y el momento. Si te puedes permitir tener más de una opción en tu baño o neceser, intenta diversificar. Es posible que te guste un mismo camino olfativo, pero es cierto que nosotras, poco fieles a utilizar siempre el mismo y único producto, acabamos “picoteando” de aquí y de allá para probar varias opciones.

Por ejemplo, aquellos días que te levantas viva, con ganas de comerte el mundo y gritando a los cuatro vientos lo feliz que estás de vivir en tu piel… qué tal una fragancia Chipre? chic, femenina y vibrante, suelen ser que te acompañan y te envuelven sin llegar a ser pesadas.

Patchouly

Otra situación puedes ser los días más frios o grises donde parece que el mundo a tu alrededor no opta por darte esa felicidad, y apetece sentirse abrazada y envuelta por tu propio perfume. ¿Qué tal si esos días apuestas por fragancias Orientales? Acostumbran a ser notas más pesadas pero a la vez envolventes, donde los acordes a base de maderas, vainillas, florales intensos, el haba tonka o el ámbar tienen mucho peso.  Celebrando tu feminidad!.

vanilla

 

Un caso bien curioso es aquello de “me gustan fresquitas!”. Este es el país del sol, el calor y por tanto de las notas cítricas con sensación de limpieza total, pureza, libertad y olor a colonia. Días al aire libre, sin obligaciones, donde te apetece sentirte un poco a tu aire. Sensación sport, el reinado de los fines de semana, cuando vas con tus  peques, tus amigas o familia o simplemente, cuando lo que tienes ganas es de estar “cómoda”.

2728707936_9c1f62ed53

 

Y sin duda,  la opción más chic o sofisticada. Aquellos días o noches en los que quieres destacar, sentirte especial y diferente del resto. Notas especiadas y amaderadas. Sin duda, ese punto chic que te acerca a propuestas en ocasiones “niche” pero que sin duda hablan de estilo y mucha elegancia.

 

wood

Y volvemos al principio. Florales. La opción segura. La que habla de la mujer, de la delicadez  (o la opulencia, según sea el caso). Notas muy agradables que gustan por doquier. De ahí que sean la tendencia de más relieve porque si de algo hablan las flores es de eso… del universo y la personalidad de la mujer.

Y tú, cómo te perfumas? Siempre fiel a una fragancia o también juegas con varias a la vez?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. anna

    Gracias por la explicación!
    En los posts de perfumes siempre se habla de las notas de salida, corazón y fondo, pero realmente no sabía en qué momento empieza una y termina otra… Me has sacado de dudas.

    Yo, como buena mujer, también cambio constantemente! 😉

  2. laura

    Un post muy instructivo. Yo descubrí todo esto y algo más en un curso de perfumes que hice en Le Secret du Marais (91.310.01.33). Lucas, el experto en perfumes de la tienda nos enseño un montón de cosas sobre el perfume, sus notas, la pirámide olfativa, cómo llevarlo, la diferencia en la calidad de las materias primas…
    La verdad es que aprendimos muchísimo.
    Desde entonces, siempre que tengo que elegir un perfume para mí o para regalar, me dejo aconsejar por ellos.

    Un saludo
    Laura

  3. Judith

    Gracias a vosotras por comentar!.

    Un saludo

    Judith

  4. Teresa

    Muchas Gracias, muy interesante nota. Lo comparto con mis amigas y clientas!

  5. Ana

    ¡Muy bonito e instructivo!!!

    Gracias por compartir

Deja un comentarioSol sin sol, autobronceadores recién salidos del horno