Tealosophy by Inés Bertón, de la planta a la taza

 tealosophy
Me recibe una dulce mujer, con una mirada viva, clara y chispeante. En un día gris y lluvioso de Barcelona, se agradece esa ternura que desprende con un simple abrazo y una ligera presentación.
Inés Bertón, nariz de profesión, perfumista de elección y entregada a la cultura del té por devoción, es una reconocida experta en el mundo del té ,  que desde hace ya cinco años nos regala los sentidos con su creaciones a través de Tealosophy.
Tengo el placer de entrevistarla en su boutique insignia de Barcelona, en la calle Bonavista n 5.
teasolophy 3
El té es..
Honestidad. Confort. Bienestar. Unos minutos de tu vida. Un espacio propio. Recuerdo que cuando chica, cuando volvía del colegio, sabia que me esperaba en casa un té y unas tostadas. El té es eso, encontrarte en tu espacio y dejarte ir.
¿Cómo te defines?
Soy buscadora de un lenguaje, donde el té es mi manera de sentir y a través de él puede expresarme. En un mundo donde se aboga por el multitarea, me considero una abanderada del monotarea. Hago apología de la especialización, porque me fascinan las labores, la creación, la especialización y la maestría.  Es más, diría que soy una persona que disfruto con lo cotidiano, y eso también me acerca al mundo del té. No es un lujo excéntrico, aunque que intenten en algunos casos crear blends extraños, que se pueden, en el fondo es accesible a cualquiera y eso me encanta.
¿Cómo y cuándo descubriste tu potencial?
No fue tan complicado. Era consciente de mi capacidad física y me acerqué al mundo de la perfumería. Tuve la suerte de estudiar junto a un gran maestro, Jean Claude Ellena, donde pude crear junto a él perfumes para Hermés, entre otros. La época de Grasse me confirmó  mi pasión por los olores pero no me llenó el aspecto químico y el laboratorio. A mi me gusta la tierra, la naturaleza.
tealosophy 6
¿Cómo pasas de la perfumería al Universo del Té?
Me fui a NY. Tuve una mentora japonesa, Fumiko,  que me introdujo en este mundo. Es curioso porque yo me planteo mi mundo del té como una biblioteca. Te explico: cuando empecé tenia una mini-blibioteca con ingredientes, una rosa, canela, cáscara de cítricos… Esa es mi base de trabajo. He ido creciendo yo y ha ido creciendo ella. Hoy en día, tengo más de 200 tipos de rosa diferentes con los que trabajo. Se ha ido armando a medida que he crecido, como la cultura y eso es lo que te fascina.
¿Tienes un té o un blend fetiche?
Bueno, esto es como vestirse. Hoy te levantas y te sientes sexy y mañana buscas algo más clásico o pasado mañana quieres pasar desapercibida. El té es igual. Depende de tu mood (estado de ánimo) y de tu momento. Sin embargo, es cierto, la vainilla de Madagascar es algo que está muy presente en mis blends favoritos .
¿Existe algún té que por su escasa producción lo haga más exclusivo o inaccesible?
Sí. Hay ciertos té blancos que realmente son más difíciles de conseguir precisamente por su escaso volumen de recolección. Antiguamente existía un ritual para recolectar el té blanco, que era exclusivamente recogido por mujeres vírgenes y cuya producción total iba directa para el Emperador. Algunos té verdes, como el Kukicha también tiene una cosecha limitada .
Tu trabajo lo defines como…
Apasionante!. La inspiración te viene de cualquier parte y en cualquier momento. Una cena con mi marido, Rodrigo, una mañana en un jardín, una canción. un paseo… Es increíble.  Sin embargo, tengo que reconocer que una de las cosas de las que más disfruto hoy en día es también de la labor de equipo que he formado. Es imprescindible para cualquier proyecto y el mío, lo es.
Para crear…
… Hay que dejar el ego de lado. Todo creador suele tener el ego algo adelantado, pero cierto es que la única manera de crear algo para otros… es pensar en esos otros.  Podríamos decir que al final se trata de “sofisticar algo simple”. Es como el “pa amb tomaquet” que tenéis en Cataluña. Es simple, no? Pan, tomate, aceite y sal. Pero , ciertamente, no es cualquier tomate ni mucho menos cualquier pan. El origen y la calidad de los ingredientes tienen mucho peso en el resultado final. Es parecido a cómo yo trabajo. Al final se resuelve en un poco de know -how (esto es conocimiento del té) y de espíritu inquieto y creativo y… liberarte. Al final, se hace camino al andar, no?
Tealosophy no es tu única “criatura”, verdad?
Cierto. Tealosophy es mi “bebé” pero tengo dos marcas más: Chamana (especializada en té en bolsitas) y Inti-Zen, disponible en Harrods, Galeria Lafayette, entre otras.
¿Qué planes tienes para ellas?
Como te decía, Tealosophy es mi bebé. Un proyecto en el que pongo el máximo de mis energías porque está creado con pasión y con amor. Estamos expandiendo nuestra presencia, a través de tiendas y también de corners, que acaban creando enamorados de nuestro té. Por otro lado, estoy preparando un libro con fotos de mis viajes y todo lo que va ligado a ellos. Ya hice un cd con música que escuchar mientras preparas y tomas un té.
Por lo que sé , trabajas con y para grandes Hoteles, cadenas de Restauración. Qué tipo de colaboraciones haces?
He creado desde colecciones de aminities (los productos de baño y ambientación de los hoteles) para hoteles como el Waldorf Astoria de NY, el Omm, entre otros,  hasta colecciones de jabones selectivos a base de té verde y, cómo no, tés especiales para Reyes, como los de España entre otros  y hasta ciudades. El Ayuntamiento de Barcelona me pidió un té pensado en la ciudad. finalmente opté por un té verde con perfume de crema catalana.
Y la cosmética, para cuándo?
Como te decía, he hecho varias cosas. Depende de lo que me pidan. Por otro lado, también colaboro con algunas marcas de cosmética. Por ejemplo, fui la embajadora de Kenzo Ki para Latinoamérica. Trabajo con L´Occitane, Vichy y Kielh´s entre otras. El mundo del té está indiscutiblemente ligado al mundo de la belleza y, por ende, de la cosmética. Llegará…
Té … a las cinco?
En mis tiendas siempre aparece un rótulo: siempre son las cinco.. en algún lugar del mundo!
Una sugerencia..
Jengibre, Limoncillo, Manzanilla egipcia.. té verde frio y unos cubitos. Ideal para el verano!
Honestidad . Frescura. Pasión. Inés me transmite eso y mucho más… Como el té.
Precios:
Saquito de 250 gr, 6 euros
Tubos de regalo (pack de dos), 9 euros
Rositas de Maria Antonieta, 5 euros
Tealosophy
Calle Bonavista, 5
Barcelona

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Judith

    Realmente, os animo a que lo probéis. Es una pena lo de los gastos de envio, ciertamente, pero como en casi todo e-commerce, es un servicio que tiene un coste. Os aseguro que a mi, que no soy amante del té (o no era!) me cautivó. Un auténtico placer.

    Gracias a todos por comentar.

    Un saludo!

    Judith

  2. angeles

    Me gustan muchisimo las infusiones y los tés. Me encantaría visitar esta tienda, probar y poder comprar diversas variedades.

  3. Ivan

    Me encanta el té pero los gastos de envío me echan para atrás. Ya podría abrir tienda en Madrid. Espero que Inés lo lea y lo tenga en cuenta 🙂

  4. anna

    Q buenas vibraciones transmite este post.

    Me ha encantado lo de “En mi tienda siempre son las cinco”

  5. NeroBeauty

    Que interesante, me lo apunto para mi próximo viaje a Barcelona.
    Soy una enamorada del té…

Deja un comentario"Por y para mí", el nuevo libro de Cristina Tárrega